El PP muestra su apoyo a las protestas del sector  primario en Canarias

“El campo canario atraviesa un momento crítico, uno de los más complicados de los últimos años, y la política agraria, la nueva PAC, está siendo un freno y un nuevo obstáculo para nuestros agricultores y la viabilidad de las explotaciones”

la vicesecretaria de Sectorial del Partido Popular de  Canarias, Rosa Viera, ha mostrado hoy el apoyo de su formación a la mayoría de  las reivindicaciones del sector primario del Archipiélago, que ha iniciado en la  jornada de este miércoles un calendario de protestas para reclamar soluciones para  la crisis que atraviesa y en rechazo de la actual Política Común Agraria (PAC). 

Viera ha asegurado que “sobran los motivos” para que los agricultores y ganaderos de Canarias hayan iniciado una serie de protestas, como en el resto del territorio  nacional, porque “su realidad es complicada, se arruinan trabajando, se encuentran  abandonados y huérfanos y, por ello, han tenido que manifestarse, para defender la  dignidad de una profesión que supone el abastecimiento de alimentos para toda la  sociedad”, afirmó. 

Rosa Viera ha insistido en que “el campo canario atraviesa un momento crítico, uno  de los más complicados de los últimos años, y la política agraria, la nueva PAC, está  siendo un freno y un nuevo obstáculo para nuestros agricultores y la viabilidad de  las explotaciones”, señala

Según indica la vicesecretaria de Sectorial del PP autonómico, existe “una falta de  coherencia” entre los objetivos medioambientales y otros objetivos de la PAC, como  la competitividad económica y es crucial que las preocupaciones y necesidades  específicas del sector agrícola sean tomadas en cuenta en el diseño e  implementación de políticas relacionadas con la sostenibilidad ambiental, social y  económica, y que se promueva un diálogo constructivo entre los agricultores, las  autoridades y otros actores relevantes”. 

Por ello, destacó Viera, “deben diseñarse políticas que sean equitativas, sostenibles  y capaces de hacer frente a los desafíos actuales y futuros del sector agrícola en la  Unión Europea”. 

Por otra parte, la también diputada del PP en la Cámara regional ha insistido en la  revisión de la Ley de la Cadena Alimentaria, con especial atención al eslabón más  débil, los productores. “Con ello se podría garantizar una distribución justa de los  beneficios a lo largo de toda la cadena, desde los productores hasta los  consumidores finales. Esta medida no solo promueve la equidad en el sector  alimentario, sino que también contribuye a fortalecer la seguridad y calidad de los  productos que llegan a la mesa de los ciudadanos”, indicó. 

“Además –continuó- se hace necesario especificar medidas dentro del futuro  Convenio de Obras Hidráulicas que ayuden a paliar la sequía que afecta al sector  con acciones específicas”, y recordó que “en la época de Rajoy, el PP se  comprometió en destinar a Canarias 900 millones de euros para un convenio de  obras hidráulicas que, a la llegada de Sánchez, se incumplió y quedó en papel  mojado”. 

Rosa Viera señaló que “a todo esto se añade el elevado precio de los insumos y la  energía que está provocando que muchas explotaciones ganaderas vean  comprometida su supervivencia a corto plazo. En definitiva, un panorama desolador  que lleva directamente a enfrentar el problema de relevo generacional del sector  primario que, al no encontrar salarios, viabilidad empresarial, y la burocratización  excesiva de la actividad, opta por abandonar la actividad y, con ello, se abandonan  las medianías, se producen fenómenos de éxodo rural en Canarias”. 

La portavoz popular indicó que la agricultura, la ganadería y la industria alimentaria  son sectores “claves” para el desarrollo económico y social de Canarias y para  combatir la despoblación en el medio rural”, y puso en valor el trabajo y dedicación  de todos los profesionales del sector primario, asegurando que el PP estará a su  lado para “reivindicar políticas que apoyen el carácter estratégico del sector. 

Por último, Rosa Viera ha remarcado que la situación que viven actualmente los  agricultores y ganaderos es el resultado de “las nefastas políticas que llevan  soportando durante años con medidas que ponen en riesgo su competitividad y  supervivencia”, concluyó.