El presidente de Canarias destaca la “emotividad” de la audiencia del papa a una delegación del CD Tenerife y agradece la empatía del pontífice con La Palma

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, señaló hoy, al término de la audiencia general con el papa Francisco en el Vaticano de una delegación del CD Tenerife, con motivo del centenario de este club de fútbol, que ha sido una cita “emotiva, más allá del aspecto deportivo o religioso del encuentro”. Torres destacó principalmente “la personalidad del papa Francisco, una persona carismática que llega a muchísima gente porque es, sobre todo, un hombre comprometido en lo social, en la defensa de los más vulnerables”. La delegación del CD Tenerife estuvo encabezada por su presidente, Miguel Concepción, y contó con la presencia, entre otros asistentes, del presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y del obispo de la Diócesis Nivariense, Bernardo Álvarez.

Ángel Víctor Torres dijo llevarse de esta visita al Vaticano “el recuerdo de la sonrisa del papa, su empatía con los más necesitados y el que haya tenido a La Palma muy presente en sus palabras, así como al fenómeno migratorio: es un hombre que conoce bien la realidad canaria”. En esta línea, destacó la referencia explícita del papa Francisco al volcán de Cumbre Vieja, cuya erupción causó tanto daño en La Palma hace casi un año y a cuyos afectados el papa ya se dirigió con “un mensaje de solidaridad al pueblo palmero por una herida que no se va a cerrar nunca”.

El presidente de Canarias insistió en el esfuerzo que están haciendo las administraciones públicas para “paliar el dolor de los palmeros y palmeras, aunque nada se podrá hacer por devolverles sus casas, sus terrenos, sus recuerdos y todo lo que el volcán arrasó a su paso”, indicó. “Todas las administraciones públicas hemos demostrado unidad institucional y hemos conseguido entregar casas, ayudar a las empresas y al sector agrario, entre otros ámbitos, aunque está claro que el dolor no se puede mitigar”.

El jefe del Ejecutivo autonómico, que se encuentra en la Ciudad del Vaticano, acompañando a la delegación del CD Tenerife que fue recibida, con motivo de la celebración del centenario de esta entidad, en audiencia general por el papa Francisco, resaltó “la ética que siempre destila el mensaje de su Santidad, dirigido a una sociedad siempre necesitada de personalidades como la del papa Francisco”.

Torres destacó que “es un honor como presidente de Canarias poder representar al Archipiélago en esta audiencia con el papa, al que he entregado una pintadera, un objeto que representa la realidad prehispánica de los aborígenes canarios”. 

“Estoy seguro de que miles de canarias y canarios querrían estar hoy aquí, celebrando junto al CD Tenerife y el papa Francisco el centenario de esta entidad” deportiva. El presidente de Canarias señaló que los responsables del club tinerfeño “han hecho entrega al papa de una bufanda y de una camiseta con su nombre y el número 10, en un acto verdaderamente emotivo”.