El PSOE advierte del frenazo que los gobiernos de Canarias y del Cabildo han infligido al proceso de reconstrucción del Valle de Aridane 

Denuncian que no se cree en una reconstrucción justa sino en imponer un modelo de isla acorde a los intereses no sabemos muy bien de quién, pero que no representan a los afectados ni a la sociedad palmera en su conjunto

LOS LLANOS DE ARIDANE - LA PALMA

El PSOE en La Palma ha expresado su rechazo al frenazo que los gobiernos de Canarias y del Cabildo Insular han infligido al proceso de reconstrucción, con decisiones arbitrarias, de espalda a las personas afectadas y con medidas injustas en defensa de no se sabe qué intereses, pero que no son los de la mayoría social del Valle de Aridane y del conjunto de la Isla Bonita.

Esta es una de las principales conclusiones extraídas de la mesa de trabajo organizada por el PSOE en la Isla para analizar la situación del proceso de reconstrucción, donde se puso de manifiesto que la gestión de los nuevos gobiernos, tras una decena de meses de mandato, ha representado un paso atrás en la recuperación de La Palma.

El último episodio ha sido “la nefasta gestión de las ayudas a los agricultores afectados por la erupción volcánica por parte del Gobierno que preside Fernando Clavijo, que han llegado tarde y mal”.

Pero este es solamente un paso más en una operación de desmantelamiento de todos los avances que se habían logrado, desde el diálogo y la participación con las personas afectadas por la erupción volcánica en la pasada legislatura. “En este rosario de incumplimientos con La Palma están también los nuevos decretos de reconstrucción, elaborados de espaldas a los damnificados y sin velar por sus intereses”.

“El Gobierno no cree en una reconstrucción justa sino en imponer un modelo de isla acorde a los intereses no sabemos muy bien de quien, pero que no representan a los de la sociedad palmera en su conjunto, que entendía que pese a la destrucción que ocasionó el volcán era una oportunidad para construir entre todas y todos un modelo de desarrollo más justo, moderno, sostenible y eficiente”, añaden.

Mientras tanto, “La Palma sigue sin soluciones a la problemática de la vivienda, sin nuevas infraestructuras públicas y con más incertidumbre que nunca ante los gobiernos desnortados que están al frente de La Palma y Canarias”.

Señalan que en materia agrícola “han desoído no solo al PSOE, sino lo que es más grave, al propio sector, para llevar a cabo un plan que va a ser más lento y llevará a muchos agricultores del Valle de Aridane a renunciar a su actividad, sencillamente porque los han dejado solos”. “En materia de comunicaciones, no se ha empezado todavía a recuperar la carretera LP-2 ni se siguen abriendo caminos. En vivienda, prosigue el desconcierto”, añaden.

“No es un problema de dinero sino de gestión, compromiso y trabajo, porque el Gobierno de Canarias tiene en sus arcas 100 millones de euros cedidos por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez y otros 50 millones de euros en sus presupuestos, de los que no han sido capaces de invertir un céntimo, porque ni siquiera han abonado todavía las ayudas a los agricultores”, indican los socialistas.

Concluyen que “quienes venían de salvadores de La Palma, se han convertido en el principal freno de su desarrollo, tras generar expectativas electoralistas que no es que no hayan cumplido, sino que, además, con los pasos que han dado, no han hecho otra cosa que agigantar la incertidumbre, demoler la esperanza de muchos afectados y perpetuar un modelo acorde a sus intereses políticos que están muy alejados del interés general de los palmeros y palmeras”.