El PSOE de Los Llanos de Aridane rechaza que CC y PP financien fiestas y actos culturales con fondos del volcán

- El Grupo Socialista, contrario a sacar financiación del Fondo de Solidaridad por el Volcán para sufragar los festejos navideños o ferias, entre otros gastos del Ayuntamiento - Vanoostende achaca esta decisión a una gestión de CC y PP marcada por la “improvisación y la ausencia de planificación, sin criterios ni prioridades para una agenda que permita la recuperación de Los Llanos de Aridane”

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane rechaza que el Gobierno municipal de Coalición Canaria y el Partido Popular redirija fondos para la gestión del posvolcán a otras finalidades, como la financiación de fiestas, actos culturales o gastos ordinarios del Ayuntamiento.

Así lo ha trasladado la portavoz socialista, Alicia Vanoostende, en el último pleno municipal celebrado el pasado jueves, donde CC y PP presentaron un suplementario presupuestario de 790.000 euros, que corresponde a parte del dinero aportado por el Cabildo de La Palma al Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane del Fondo de Solidaridad por el Volcán, y que en su mayor parte está dirigido a otras finalidades que en nada tienen que ver con la gestión de la reconstrucción.

Es así que de estos fondos se dirige dinero para cubrir los gastos de las fiestas de la Navidad, La Patrona, ferias o eventos culturales de Los Llanos de Aridane, además de otros gastos ordinarios municipales que en nada tiene que ver con la gestión del posvolcán.

“No se nos ocurre una finalidad más urgente que atender las demandas de las personas afectadas por la erupción volcánica y recuperar los servicios públicos que se vieron dañados por la acción destructiva de las coladas, de ahí que no compartamos esta decisión de restar financiación a unos fondos que venían destinados para este objetivo ”, argumenta la portavoz socialista.

Vanoostende indica que esta decisión es coherente con la gestión que está desarrollando este gobierno municipal marcada por la “improvisación y la ausencia de planificación, sin criterios ni prioridades para una agenda que permita la recuperación de Los Llanos de Aridane”.