El PSOE exige al Gobierno canario que explique el criterio de reparto de las ayudas ante el descontento generado entre los agricultores del Valle de Aridane

Lamentamos que la Consejería de Agricultura del Ejecutivo autonómico no haya tenido en cuenta la opinión de los afectados a la hora de distribuir las ayudas

El PSOE en la isla de La Palma exige al Gobierno de Canarias que explique qué criterios ha empleado para distribuir las ayudas para compensar las pérdidas de renta de la campaña 2022-2023 a los agricultores afectados por el volcán y para sufragar los sobrecostes por la retirada de ceniza en las explotaciones de los años 2021-2022.

La diputada socialista palmera, Alicia Vanoostende, señala que existe “un gran descontento” entre los agricultores del Valle de Aridane afectados por la erupción volcánica porque se ha reducido la ayuda a quienes tienen sus fincas sepultadas por las coladas. “Es decir, se ha quitado dinero de la ayuda a los agricultores directamente afectados para compensar la retirada de ceniza en los años 2021 y 2022 en las explotaciones, sin saber ni siquiera qué criterios técnicos se han empleado para este cálculo”, subraya la parlamentaria. 

Alicia Vanoostende lamenta que estas ayudas no solo llegan muy tarde, sino también mal y de forma injusta, porque perjudican a los agricultores que tienen todavía sus fincas bajo las coladas. “Estamos ante un nuevo atropello a los agricultores del Gobierno de Clavijo, tras la aprobación del decreto de reconstrucción agraria, que no muestra ninguna empatía con el sector primario del Valle de Aridane y va en contra del interés general de los afectados”. “Es incompresible que se hayan quitado dos millones de los diez que suman el total de las ayudas para compensar por la ceniza, que se desconoce el coste real que supuso, en un momento, además, en el que esos plátanos tuvieron salida al mercado con buenos precios”, añade.

En esta línea, recuerda que en la anterior legislatura se negociaba con los agricultores la distribución de estas ayudas, de manera que lograran tener un reparto justo y eficaz para quienes habían sufrido de forma la acción destructiva de las coladas sobre sus fincas. “Con la llegada del nuevo Gobierno de Canarias ya no se escucha a las personas afectadas, se toman las decisiones a sus espaldas y se defienden no sabemos qué intereses, pero los de los agricultores, desde luego, no”, añade.