El PSOE propone en el Cabildo un plan extraordinario para fortalecer el sector comercial en el Valle de Aridane

La consejera Luisa Martina González sostiene que es necesario tomar medidas extraordinarias para atender las dificultades que atraviesa el sector como consecuencia de la crisis del volcán y el sector platanero

El Grupo Socialista del Cabildo de La Palma ha presentado una moción al Pleno en la que solicita la puesta en marcha de un paquete de medidas extraordinarias para contribuir al fortalecimiento de la actividad comercial y empresarial, en general, de la Comarca del Valle de Aridane, que atraviesa por una situación delicada como consecuencia de la erupción volcánica y otra serie de factores que impactan de una forma específica sobre el tejido económico de los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte.

La consejera socialista Luisa Martina González destaca que la comarca del Valle de Aridane todavía se encuentra en proceso de recuperación de la catástrofe natural vivida en 2021, que asestó la mayor destrucción del tejido socioeconómico que ha padecido en su historia. “Una herida que aún sigue latiendo con fuerza en el Valle de Aridane, con un problema de falta de vivienda acuciante, un sector agrícola tocado y el turismo muy debilitado, no solo por la destrucción de un importante volumen de oferta alojativa por la acción destructiva de las coladas, sino por la situación que vive el núcleo turístico de Puerto Naos como consecuencia de la presencia de gases”. 

De hecho, según datos publicados por Asdetur, el turismo Alemán -principal país emisor de turistas a la Isla Bonita- cayó en 2023 un 49% respecto a 2022 y un 71%  en relación a 2019, antes de la pandemia.  Los holandeses un 70% respecto a 2022. Caída del 100% de turistas Belgas, Suizos, Austriacos y Franceses. Los británicos un 32% respecto a 2022 y un 60% en relación a 2019.

“Estos datos son insulares, pero con la pérdida de camas turísticas estimadas entre 4000 y 5000 en el Valle de Aridane, podemos concluir que el turismo en la comarca actualmente es muy escaso”, apostilló. 

Por otro lado, destaca que el sector agrícola también atraviesa un momento de crisis, ya que quienes tienen las fincas en producción están perdiendo entre 40 y 50 céntimos por kilo de plátano. 

Con este panorama, teniendo en cuenta la importancia decisiva del sector primario en el PIB de la comarca, al igual que el turístico, “el comercio en el Valle de Aridane se va apagando lentamente, salvo artículos de primera necesidad  y mercancías específicas, son pocos los que igualan los números de años anteriores. Las cuentas disminuyen y la preocupación aumenta”.

Según datos recogidos recientemente en el Valle de Aridane, entre distintos comerciantes a pie de calle por este grupo, el sector textil  ha podido bajar las ventas alrededor de un 20 %; el sector de la joyería alrededor de un 30% menos de ventas; herbolarios, un 20% menos de ventas; ópticas un 10 % menos, mientras que el entretenimiento está con pérdidas de 15.000€  al mes.  La hostelería baja en ventas pero han subido los precios para mantener los ingresos y poder afrontar así también el coste de la materia prima.  No obstante ha recortado horarios, existen restaurantes que ya sólo abren un turno o almuerzo o cena. 

“Insistimos, no se trata de un estudio oficial, sino de un sondeo realizado a pie de calle por este grupo, hablando con responsables de comercios de distintas ramas, pero que creemos que puede valer como reflejo de una situación real y específica del estado actual del sector en la Comarca y que requiere de medidas extraordinarias para hacer frente a una situación extraordinaria como la que se vive en la actualidad”, indica la consejera.

Por esta razón, el Grupo Socialista solicita, “sin perjuicio de lo ya planificado para otras zonas de la isla y sin paralizar los proyectos  o propuestas que estén en  marcha un Plan específico y ambicioso de dinamización comercial en los tres municipios del Valle de Aridane.

Asimismo, plantean trabajar con los operadores turísticos para posibilitar las visitas de los turistas de cruceros a las zonas comerciales del Valle de Aridane. La promoción de ferias emplazadas en el Valle, así como campañas de bonos comerciales, que se atienda la especificidad de esta zona de la isla de La Palma, con medidas que fortalezcan su atractivo, con la ampliación de la cuantía a los comercios del Valle de Aridane.