El PSOE recurre al Comisionado de Transparencia ante el boicot  de CC a la oposición en Fuencaliente

“Exigimos respeto no solo a nuestra tarea, sino lo que es más importante, al pueblo al que representamos y al propio Ayuntamiento de Fuencaliente, que se merecen un gobierno que promueva la transparencia, la participación ciudadana y el diálogo permanente”

Los concejales del Grupo Socialista del Ayuntamiento de Fuencaliente han presentado una reclamación al Comisionado de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Canarias ante la casi nula aportación de la documentación solicitada al Gobierno municipal, “lo que obstaculiza y representa un boicot al legítimo ejercicio de fiscalización por parte de la oposición”.

Concretan los concejales socialistas, Celia Santos y Eleazar Cruz, que han realizado una serie de peticiones de información, tanto documental como de facturación en el Ayuntamiento, que en su mayoría o no han sido contestadas o respondidas con evasivas.

Ante esta situación, reclaman al Comisionado de Transparencia que reconozca el derecho de acceso a la información, ante la situación de desamparo que padece la oposición socialista en el Ayuntamiento para poder ejercer su trabajo como legítimos representantes de las vecinas y vecinos de Fuencaliente.

Cabe recordar que el PSOE en Fuencaliente presentó también con anterioridad una queja ante la Diputación del Común por esta misma política que “desarrolla CC en el Ayuntamiento de Fuencaliente, basada en el oscurantismo, donde se quiebran los valores democráticos, entorpeciendo la tarea de la oposición”.

Desde el grupo Socialista advierten de que acudirán a cuantas instancias sean necesarias, sin renunciar a ninguna de las previstas en el ordenamiento jurídico, para que “no persista este atropello a nuestros derechos en el ejercicio de nuestra función como concejales de Fuencaliente y mejore la calidad democrática, frente a una forma de gobierno que recuerda a otros tiempos”.

“En definitiva, exigimos respeto no solo a nuestra tarea, sino lo que es más importante, al pueblo al que representamos y al propio Ayuntamiento de Fuencaliente, que se merecen un gobierno que promueva la transparencia, la participación ciudadana y el diálogo permanente”, concluyen.