El sector platanero pone en marcha un medio de crédito propio para apoyar las necesidades de las familias del sector.

ASPROCAN, con la participación de Cajasiete como operador financiero, pone a disposición de productores, empleados y sus familiares, un nuevo medio de crédito propio para sus necesidades del día a día. Gracias a esta iniciativa, las miles de personas vinculados al sector dispondrán de condiciones preferentes para poder financiar a medio plazo sus gastos ordinarios sin coste ni gastos de mantenimiento. Se puede solicitar independientemente del banco al que se pertenezca, ya que no va unida a ninguna cuenta ni entidad bancaria prefijada y se puede anexar a la cuenta bancaria que elija el titular.

Las tarjetas de crédito son utilizadas por millones de personas con el objetivo de administrar el flujo de efectivo a corto plazo del que disponen. Esta herramienta, utilizada en miles de millones de operaciones en España cada año, es muy común pero está normalmente asociada a costes financieros de crédito.

En este contexto, desde la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias (ASPROCAN), se ha establecido un acuerdo con la entidad bancaria Cajasiete para la creación de una nueva tarjeta de crédito de afinidad a la marca colectiva Plátano de Canarias. Con ella, se ofrece al sector un medio de pago propio y en condiciones financieras de apoyo preferente para las necesidades de las personas vinculadas al mismo.

Con esta nueva tarjeta, las miles de personas vinculadas con el sector, productores, trabajadores y familiares directos, podrán beneficiarse de unas ventajas especiales como, por ejemplo, la posibilidad de financiar sus gastos a tres meses sin intereses.

La tarjeta de afinidad Plátano de Canarias, no va unida a ninguna cuenta ni entidad bancaria, por lo que se puede solicitar independientemente del banco al que pertenezca y se puede anexar a la cuenta bancaria que elija el titular. Además, no requiere la obligación de adquirir ningún producto bancario complementario, y no tiene cuotas de mantenimiento siempre que se realice un mínimo de 12 operaciones anuales.

La nueva tarjeta posibilitará además difundir la marca «Plátano de Canarias», pues su diseño está vinculado especialmente a la marca colectiva que identifica al conjunto del sector y constituye la marca agroalimentaria más reconocida de nuestro país.