El ser humano tiene en sus manos evitar conducir a La Tierra hacia un escenario ecosocial infernal