Elena Máñez subraya la activación de más de 70 millones de euros en empleo y ayudas a empresas afectadas por el volcán

Anselmo Pestana destaca que el Gobierno ha adoptado “medidas insólitas ante un acontecimiento insólito como el que ha ocurrido en nuestra isla”.

La consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, ha mantenido un encuentro con la militancia del PSOE de La Palma para analizar las medidas que ha puesto en marcha su departamento de cara al proceso de reconstrucción de la Isla, donde han sido claves las iniciativas dirigidas a la generación de empleo y la ayuda al tejido empresarial del Valle de Aridane. Junto a una importante representación de la militancia, acompañaron a Máñez el secretario general del PSOE de La Palma, Anselmo Pestana; la secretaria general del PSOE de San Andrés y Sauces, Fania Hernández, y el alcalde de la localidad, Francisco Paz.

 

Elena Máñez, durante el foro que se celebró en San Andrés y Sauces, subrayó que para hacer frente a la crisis derivada de la erupción volcánica, el Gobierno canario ha activado, en total, “20 millones de euros para ayudar al tejido empresarial de La Palma y más de 50 millones dirigidos para ayudar directamente a las personas a través de planes de empleo, formación y orientación, para que en esta fase de reconstrucción de la Isla puedan mejorar las oportunidades de empleo”.

“Acciones dirigidas, por un lado, a dar oportunidades de empleo a los vecinos y vecinas de La Palma, también a la formación para mejorar esas oportunidades que se vayan generando, además de las ayudas al tejido empresarial de la isla en estos momentos donde han tenido que parar la actividad o han sufrido pérdidas importantes como consecuencia de la erupción volcánica”, añadió.

El secretario general del PSOE de La Palma, Anselmo Pestana, que agradeció a Elena Máñez su participación en este encuentro, así como a la  agrupación socialista de  San Andrés y Sauces por el  trabajo para su organización, recalcó que el Plan Extraordinario de Empleo, dotado con 63 millones de euros por el Gobierno de España, complementado con otros 10 millones e invertido por el Ejecutivo regional, “ha creado una importante red de empleo en la isla de La Palma que nos permite estar hoy en otra situación después de la erupción”.

En este sentido, Pestana indicó que pese a que la erupción volcánica ha destruido parte del tejido productivo y ha suspendido otra parte en el Valle de Aridane, “sin embargo se ha puesto de manifiesto una fortaleza en materia de empleo, con 2.700 personas desempleadas  menos  que hace un año en la Isla”. Una  circunstancia que “demuestra la eficacia de estas medidas y otras que ha ido adoptando  el Gobierno de España, como son los ERTES, las ayudas a los autónomos por cese  de actividad, etc. “Medidas insólitas para un acontecimiento insólito como el que ha ocurrido en nuestra isla”, concluye.