En Gambia los niños y niñas estudiarán en clases llamadas «Todoque», «Las Manchas» y «El Paraíso»

Este nuevo aulario infantil se sumará a la escuela a la que ya acuden niños y niñas de 6 a 12 años.

La construcción de un nuevo aulario infantil en el colegio de primaria, que la organización Solidarios Canarios construyó en el año 2018 en Gambia, está a punto de comenzar. Niños y niñas de 3 a 6 años podrán estudiar en un recinto educativo que se llamará Isla Bonita y que contará con aulas a las que se les denominará El Paraíso, Todoque y Las Manchas, todos ellos lugares que se vieron gravemente afectados por la erupción volcánica, que mantuvo en vilo a la isla de La Palma durante 85 días.

Se trata del particular homenaje que Solidarios Canarios ha querido hacer a La Palma, isla que ha colaborado durante años con esta organización, bien a través de administraciones públicas, centros educativos o particulares.

Este nuevo aulario infantil se sumará a la escuela a la que ya acuden niños y niñas de 6 a 12 años, permitiendo ampliar el acceso a la educación a un mayor número de pequeños y pequeñas de Gambia, así como ofrecerles al menos una comida al día y facilitar que las mujeres se puedan incorporar al mundo laboral. Pero esta no es la única infraestructura que Solidarios Canarios ha construido en esta zona, pues también han conseguido levantar un centro de salud.

Actualmente se encuentra activa la campaña «BUSCANDO BIZUM PARA UN SUEÑO», que se basa en conseguir donativos para la construción y finalización del nuevo aulario. Para hacer la donación solo se se tiene que seleccionar la opción “donar a ong”con el código 00624 o bien realizar una transferencia bancaria en la cuenta ES32 3058 1312 3327 2001 2281.

SOLIDARIOS CANARIOS

Solidarios Canarios surge en 2015, tras una charla entre cuatro amigos en El Médano, Tenerife. Después de tres años de trabajo, en enero de 2018, se consigue la financiación necesaria que hizo posible que esta escuela en Gambia fuera una realidad en septiembre de ese mismo año. Tras un año en funcionamiento, este centro en Gambia cuenta con un centenar de niños y niñas, que reciben educación y una alimentación diaria.