En los aviones, solo un pasajero en cada lado del pasillo

Las aerolíneas reducirán «al menos» a la mitad su oferta de plazas y solo podrán vender un tercio de las butacas de cada avión para los estandares de filas de 3 asientos en cada lado del pasillo. Esto, «para garantizar el distanciamiento adecuado entre los viajeros».

Así consta en el real decreto aprobado ayer por el Gobierno de España para dar forma al estado de alarma anunciado el viernes por el jefe del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez para atajar el avance del coronavirus. Un precepto que, a diferencia de la mayoría de los contenidos en el artículo que da forma al estado de alarma, tardará unos días en hacerse efectivo, los que necesiten las compañías aéreas para adaptar sus operativas a esta decisión.

Además, el artículo 15 del real decreto deja las manos libres la ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, para «modificar este porcentaje y establecer condiciones específicas al respecto».

Se podrá regresar a los domicilios o volar en los supuestos que marca la restricción

Pedro Sánchez explicó ayer la afección a la movilidad de los españoles de territorios extrapeninsulares, en el caso de Canarias, recurriendo al supuesto desplazamiento de un grancanario a Tenerife. «Podrá hacerlo en los supuestos en que están contemplados el resto de desplazamientos, por ejemplo, para cuidar a un familiar». Sin embargo, «no podrá ir a ver a un amigo ni de fiesta, entre otras cosas porque, desgraciadamente, tampoco habrá fiesta». El cálculo de solo dos pasajeros por fila está realizado sobre un aparato estándar con seis asientos en cada una de ellas, lo que permitirá un viajero a cada lado del pasillo. Evidentemente, en otras aeronaves de menor capacidad, la presencia de usuarios será más dispersa.

Además, Sánchez se refirió a las personas que están desplazadas en ciudades distintas de aquellas en las que tienen sus domicilios habituales. El presidente explicó que podrán regresar y a partir de ese momento quedar sujetos, como el resto de ciudadanos, a las restricciones de movilidad generales.

Canarias pide que se tenga en cuenta la fragmentación territorial

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, siguió la comparecencia de este junto a parte de su Gobierno y hoy participará en el encuentro por videoconferencia que Sánchez mantendrá con todos los líderes de las comunidades autónomas para concretarles el alcance de las medidas puestas en marcha.

Desde las 9.30 horas de esta mañana, Torres participa en la videoconferencia a la que Pedro Sánchez ha convocado a todos los presidentes autonómicos. El presidente canario adelantó que insistirá ante su homólogo en el Gobierno central en la necesidad de que se tengan en cuenta las especiales necesidades que se derivan de la fragmentación territorial y la lejanía de las Islas. Terminado ese encuentro, volverá a reunirse con sus consejeros.

www.eltime.es