Energía Bonita, en vías de iniciar siete nuevas instalaciones fotovoltaicas repartidas por La Palma

Energía Bonita busca la participación económica de la ciudadanía palmera para alcanzar los fondos necesarios para finalizar las ocho instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo compartido en la isla.

Energía Bonita, la Comunidad Energética Insular de La Palma, emprende una importante fase de ampliación para desarrollar nuevas instalaciones solares para que vecinos y vecinas puedan beneficiarse de energía renovable con características sostenibles, económicas y sociales, entre otros beneficios. 

A finales del pasado año 2023, el Gobierno de Canarias aprobó la cesión de siete cubiertas de centros educativos palmeros a la Comunidad Energética Energía Bonita. En un nuevo hito, ya se han conseguido los permisos de la distribuidora eléctrica para conectar estas siete nuevas instalaciones de autoconsumo colectivo fotovoltaico a la red, lo que permitirá que todos los hogares y negocios situados a 2 km de estos centros puedan acogerse. 

Estas siete cubiertas, junto a la primera instalación ya terminada en San Pedro, Breña Alta, que está en proceso de poderse conectar a la distribución eléctrica (y tiene todavía inscripciones abiertas para las personas y comercios de la zona que quieran consumir de ella), suman ya ocho instalaciones que se podrán poner en funcionamiento en los próximos meses. Para ver el alcance de los nuevos proyectos se puede visitar el mapa de la web: https://energiabonita.coop/proyectos/ 

Para la ejecución de estas obras, Energía Bonita ya ha logrado varias subvenciones que cubren un porcentaje importante del coste de las instalaciones. Pero para terminar de hacer factible la construcción de todas las instalaciones restantes es necesario conseguir 200.000€ más. Por ello, se ha abierto la posibilidad a que toda persona o entidad de La Palma pueda invertir en el capital social voluntario de la cooperativa, a un interés decidido por asamblea del 1%. Ya se han alcanzado más de 40.000 euros de capital social voluntario, pero el objetivo de esta recogida de fondos es poder tener la totalidad necesaria para que este mismo año las ocho instalaciones estén en funcionamiento y repartiendo energía renovable a las personas de La Palma que así lo deseen.

Para poder invertir en capital social primero es necesario asociarse (www.energiabonita.coop/hazte-soci), y seguidamente hacer una aportación voluntaria (https://energiabonita.coop/capital-social-voluntario/). También es posible colaborar con el proyecto por medio de donaciones, especialmente para aquellas personas que por uno u otro motivo no pueden asociarse a la comunidad energética. Para ello se ha habilitado un formulario en la web: https://energiabonita.coop/donaciones

Esta inversión necesaria es una pequeña parte del coste real de las instalaciones debido al gran esfuerzo que se ha hecho para conseguir diversas subvenciones. Buena muestra de este esfuerzo es el hecho de que Energía Bonita haya sido el proyecto mejor valorado en España en la primera partida de convocatorias del programa CE IMPLEMENTA del Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) del Gobierno de España.

La Comunidad Energética Insular Energía Bonita, en sus poco más de dos años de existencia, ha conseguido posicionarse como referente a nivel nacional e internacional. Un buen ejemplo es la reciente elección de Energía Bonita como parte del proyecto europeo Sun4All cuyo objetivo es facilitar el acceso a la generación de energía renovable (y sus beneficios económicos y ambientales) para los hogares vulnerables, que sufren pobreza energética. Y entre muchas otras invitaciones, en noviembre del pasado año, la entidad fue llamada a exponer su experiencia en Dublín, en la Conferencia Final ECR/RECAH, organizada por la Comisión Europea.

De esta manera, La Palma, con una historia que se remonta a hace más de 130 años con la inauguración del Salto del Electrón, una de las primeras centrales hidroeléctricas del mundo, se está volviendo a posicionar como referente en soberanía energética, recuperando el control y los beneficios de la generación energética, así como la dignidad de las personas del territorio.

De esta forma, las personas que quieran ser partícipes reales de este proyecto colectivo y deseen hacer posible esta nueva e ilusionante fase de vanguardia energética, no tienen más que invertir en instalaciones fotovoltaicas colectivas. Ya hay más de 160 personas y entidades palmeras que se han asociado a la cooperativa. Y toda aportación suma, desde 100€ a lo que cada bolsillo pueda prestar.