Europlátano se consolida en el mercado polaco consiguiendo un precio  justo para sus agricultores

El 10 de enero de 2024 se envió directamente el primer  camión a Polonia, plátanos que se vendieron durante ese  mismo fin de semana. Después de ello se negociaron  camiones para las siguientes dos semanas y, una vez  observados los resultados de la buena acogida del  producto, se contrataron envíos de camiones por cuatro  semanas más. Desde entonces y de forma periódica, han  llegado casi 400.000kg de plátano certificado. Se trata de  un plátano de calidad alta, que primero fue envasado en flowpack biodegradable; y, posteriormente, optamos por  plátano marca Gabaceras encintado. 

La estrategia comercial de Europlátano históricamente ha tenido una rama muy importante  hacia la exportación al extranjero. Durante años se han desarrollado proyectos de éxito en  mercados rentables como el francés o el suizo, que evidentemente han llevado consigo una  enorme inversión en cuanto a tiempo y medios; pero que son las bases para construir futuro  para el sector. Los socios y socias de la empresa creen en la apertura de nuevos mercados como  solución para conseguir precios estables y justos por su producto. En el pasado 2023, además de  recuperar el mercado suizo tras la pausa por el volcán de La Palma, la fruta de Europlátano ha  comenzado a tener presencia puntual en el mercado alemán y el mercado francés, donde se está  trabajando en nuevos proyectos de exportación. 

Con esta iniciativa constante de búsqueda de pequeños nichos de mercado de valor la empresa  se reafirma en su estrategia comercial internacional, en la que se busca encontrar mercados y  clientes consistentes que aprecien el valor del producto y que permitan obtener una  remuneración justa por él para los agricultores socios. Apostar por el mercado internacional no  puede ser algo puntual para cuando “sobra” producto en el mercado peninsular, sino pensar en  ello como una inversión para construir futuro para el sector del plátano de Canarias, se deben  crear relaciones de confianza con los  clientes del continente europeo  ofreciendo calidad, servicio y  transparencia continuadas en el  tiempo. En esta línea de comercialización  directa con el cliente, se encuentra  también el último gran proyecto de  Europlátano, que consiste en la  construcción de unas nuevas naves  de maduración en el norte de la  Península que, sumadas a las que ya  gestionan en Alicante, permiten dar servicio directo sin intermediarios a todo el territorio. Para seguir creciendo de manera  sostenible, se hacía indispensable un modelo de comercialización en el que la empresa  controlara toda la cadena de producción, desde las fincas hasta el lineal; algo que es una realidad  para los socios de Europlátano desde finales de 2020 cuando empezaron a madurar su propia  fruta en Alicante. Con ello, se consigue controlar la calidad y la trazabilidad de la fruta; a la vez  que se eliminan intermediarios y se reducen costes. Pronto esta capacidad de maduración se verá duplicada gracias a la nueva nave que está construyendo la empresa en Bilbao, de manera  que se conseguirá dar servicio directo a toda la Península en el segundo semestre de 2024. 

Este es otro de los valores añadidos con los que cuentan los productores de Europlátano, al final  se trata de construir futuro para el sector trabajando desde todos los ámbitos posibles: campo,  certificaciones, estabilidad financiera, marca distinguida, maduración, exportación, servicios,  etc. Se trata de tener perspectiva de futuro y de apostar por asegurar no solo la supervivencia  del sector sino su rentabilidad, de manera que construyamos una agricultura sostenible y justa.