‘Fase 1,5’ en La Palma: Lo que el BOE permite y aquí no harás, por ahora

72

Una cosa es permitir hacerlo y otra poder hacerlo. En la isla de La Palma, el inicio hoy de la Fase 2, junto con el resto de Canarias, no conllevará la aparición de algunas de las actividades pese a que ya se autorizan, por diferentes motivos. La entrada en la ‘nueva normalidad’ se toma con mucha precaución y cautela, tanto en el sector privado como en el público, aunque en este último se pueda incluir algo de pasividad. Digamos que aquí estaremos aún en fase 1,5.

Así, además de la eliminación de franjas de horarios y espacios para presencia en las calles (siempre teniendo en cuenta la norma de la mascarilla donde no se respeten distancias), en Fase 2, desde hoy se podrían realizar algunas actividades en La Palma que no estarán aún disponibles por varios motivos. Dichas actividades son:

En el ámbito público.

Destacan varias acciones que, aún permitidas, no estarán disponibles en la Isla aún. El primer ejemplo son las visitas a residencias y centros sociosanitarios, que aún dependerá de la regulación que de las mismas haga la comunidad autónoma y de las normas que se establezcan. En el BOE están permitidas, pero hasta que se pongan de acuerdo Gobierno de Canarias, Cabildo y Ayuntamientos, eso no se hará efectivo.

También destacan las playas y piscinas. Desde hoy podría accederse a ellas, pero las corporaciones, en muchos casos, han anunciado que están “en preparación” o “en adaptación”. Se supone que a lo largo de la semana o de la próxima semana las principales playas de la Isla volverán a la actividad. Las piscinas, con cita previa, ya veremos cuándo.

Destacan también otros servicios públicos como las bibliotecas. Aunque se activan servicios, no se permitirá acceso a salas ni a uso de ordenadores, pese a que el BOE lo permite.

Los actos culturales ya se permiten, en centros cerrados con aforo máximo de 30 personas y en exterior para máximo 200. Pero en La Palma solo se prevé la reapertura del centro cultural Real 21 de Los Llanos de Aridane, que retoma el miércoles su actividad. No tenemos constancia de ningún “evento” cultural más.

También se permitiría desde hoy la vuelta limitada a la aulas, pero las clases presenciales no volverán por ahora, según ha anunciado la Consejería de Educación. Se citarán a los alumnos que cambien de etapa a partir del 1 de junio para orientarlos.

Los parques naturales, con sus respectivos espacios recreativos, o el parque nacional, podrían abrir con un aforo del 20%, pero por ahora no tenemos constancia de que así vaya a ser en la Isla.

Ademas, salas de exposiciones, centros de visitantes, equipamientos culturales… también tienen el ok para la apertura desde este lunes, aunque en el caso de La Palma todo apunta a que no. Los museos y salas de arte se prevén para el 1 de junio.

Incluso, se permite la apertura de salas de conferencias, salas multiusos y de congresos, salas de prensa, con normalidad en su uso. Ni rastro, por ahora, en La Palma.

En el ámbito privado

La apertura de los comercios de ventas quedan en manos de los propietarios, como hasta ahora, aunque vistos los números presentados por los que sí han abierto, el miedo a salirse del ERTE persigue a quien se aventura a la vuelta a la actividad. De esta manera seguirá habiendo un alto porcentaje de tienda que sigan cerradas a la espera de que la calle y el turismo se reactiven, aunque podrían estar abiertas.

Hay que recordar, por si algunos propietarios de establecimientos no lo han tenido en cuenta, que, aunque no se haya publicitado mucho, una de las normas que se han planteado y que se mantiene en duda sobre los ERTEs es que si se permite la vuelta a la actividad de forma normalizada y no se hace, podría perderse parte de la cobertura del programa de protección.

En el caso de la hostelería, principalmente bares y restauración, ya tenían permitida la apertura en terrazas al 50% y ahora podrán en interior al 50% (siempre sentados). Pero no van a ser muchos los que retomen la actividad este lunes, a la espera de concreción de números y de hasta dónde permite el ERTE completo o reducido. Hay mucha confusión respecto a la idoneidad de abrir ya o espera algo más de tiempo.

Se prevé la apertura de centros comerciales, tiendas con acceso directo desde el exterior con exposición y venta superior a 400 metros. El Trocadero de Los Llanos ha anunciado su repertura, pero no conocemos más casos en la Isla.

Los cines palmeros podrían abrir con aforo al tercio en cada sala (máximo 50 personas) y butacas reasignadas, pero tampoco es el momento por la propia situación del mercado mundial del cine. En este caso, la apertura implica medidas ciertamente complejas a la hora de configurar salas y proyecciones. Así que habrá que esperar y no será poco tiempo, por lo que nos cuentan.

Los alojamientos turísticos, especialmente hoteles, permanecerán cerrados en casi todos los casos. Esto parece evidente por la ausencia de turistas. Pero sus zonas comunes, servicios al público tipo restaurantes podrían abrir ya en las condiciones establecidas. Previsiblemente no sera así. Quién si está funcionando a buen rendimiento son los alojamientos rurales.

El turismo activo y de naturaleza tampoco se retomará por pura lógica hasta que aparezcan los clientes. Tienen un máximo permitido de 20 personas por grupo. En cualquier caso, ya se puede hacer senderimo y actividades en el monte sin obligación de usar para ello intermediario.

¿Podrían celebrarse bodas? Pues sí. Pueden realizarse en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, ya sea en espacios al aire libre o espacios cerrados, siempre que no se supere el 50% de su aforo, y en todo caso un máximo de 100 personas en espacios al aire libre, o de 50 personas en espacios cerrados. Pero, ¿se casará alguien en estos días?

Importante: por ahora no pueden abrir las discotecas ni bares de ocio nocturno, por lo que los bares que abran solo podrán trabajar de día.

www.eltime.es