Finaliza ‘Miradas Periféricas: Guinea Ecuatorial, país africano e hispánico’, tras un fin de semana marcado por el teatro, la música, la memoria audiovisual y la literatura

Este domingo finalizó el festival 'Miradas Periféricas: Guinea Ecuatorial', país africano e hispánico que se desarrolló en Los Llanos de Aridane con un exhaustivo recorrido por la cultura y las tradiciones de los pueblos que conforman Guinea Ecuatorial

Conferencia de JUSTO BOLEKIA BOLEKÁ. Fotografía de Andrew Gallego.

Este domingo finalizó el festival Miradas Periféricas: Guinea Ecuatorial, país africano e hispánico que se desarrolló en Los Llanos de Aridane con un exhaustivo recorrido por la cultura y las tradiciones de los pueblos que conforman Guinea Ecuatorial, país al que nos une una lengua común y un pasado en algunos momentos entrelazado, y que ha estado coordinado por la narradora oral Bönaí Capote.

La tercera jornada de Miradas Periféricas comenzó el sábado por la mañana en el Espacio Cultural Real 21, con una charla de Ángela Nzambi Bakale, escritora, feminista y activista ecuatoguineana por los derechos humanos que reside en Valencia.

Mientras, el Espacio Cultural El Secadero, y dentro del Menudo Teatro de este mes, acogió Al son de los Tambores. Cuentos de aquí y de allá, con Gorsy Edú, María Buenadicha y Bönai Capote.

En horario de tarde tuvo lugar la proyección de dos documentales en el mismo espacio: EL SECRETO DEL BOSQUE, de Antonio Grunfeld (2016), y LA Ñ VISTE DE NEGRO, de Susi Alvarado,  quien mantuvo posteriormente con el público una charla.

Ayer domingo, por la mañana, Gorsy Edú volvió a interpretar El Percusionista, esta vez para público familiar; y por la tarde, dentro del Secadero en Tablas, el broche final de las jornadas lo puso la obra Ngoan Ntangan. Dos mundos que se tocan, y que cuenta la historia de Marcelo Ndong, alias Manoliño Nguema, el padre del teatro moderno de Guinea Ecuatorial, un soñador que se convirtió en el primer mimo de raza negra en Galicia.

A través del baile, la música y la interpretación, el propio Marcelo Ndong, Gorsy Edú  (también autor y director de la obra), y Raimundo Bernabé Nnandang, tres artistas ecuatoguineanos radicados actualmente en España, recrearon la historia personal de Marcelo y la relación entre España y Guinea Ecuatorial, antes y después de la independencia del país africano.

Estas Jornadas estuvieron financiadas por el Ministerio de Cultura y Deporte, bajo la coordinación del Instituto Canario de Desarrollo Cultural, y organizadas por el Área de Cultura del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, con la colaboración de Casa África.