Fuencaliente, Barlovento, Tijarafe… responden a Fiscalía sobre la ausencia de medios y espacios en sus residencias

121

Varios ayuntamientos de La Palma han respondido a la Fiscalía Provincial argumentando la ausencia de materiales, personal y espacios necesarios para hacer cumplir las órdenes del Ministerio de Sanidad publicadas recientemente en el BOE, respecto a la organización de las residencias públicas o privadas con mayores o personas con discapacidad a su cargo.

Según ha confirmado ElTime.es con acceso a los escritos municipales en municipios como Fuencaliente, Tijarafe o Barlovento, así como al de la entidad privada Fundación Solidaridad La Palma que gestiona el Centro de Respiro Familiar de Los Llanos de Aridane; en todos los casos la queja que se repite es la ausencia de espacios para adoptar las medidas acordadas, la imposibilidad de disponer de personal y turnos de trabajo para ello y la indisposición de materiales para abordar la posibilidad de apariciones de casos de coronavirus en estos espacios.

El informe de Barlovento ha sido de los más duros:

1. La Residencia de Mayores de Barlovento carece de espacio suficiente para adoptar esta serie de medidas al tratarse de una residencia de tan sólo 15 usuarios/as. Si bien, existe actualmente un protocolo de actuación en caso de que se tenga que proceder a un aislamiento de un/a usuario/a, estableciendo como lugar físico el Centro de Día que tiene a día de hoy suspendida su actividad y se adaptarían las oficinas como habitaciones de aislamiento. A pesar de esto, no sería un espacio del todo adecuado para la protección del resto de usuarios/as al encontrarse en el mismo inmueble.

2.Al tratarse de una residencia con tan sólo 15 mayores, los turnos del personal suelen estar cubiertos por dos auxiliares de enfermería, por lo que es inviable reducir al mínimo el número de trabajadores/as en contacto directo con un/a residente afectado/a por un caso posible o positivo de COVID-19, así como el tiempo de su exposición. Actualmente en el centro residen mayores que deben ser movilizados por dos trabajadores/as (problemas de movilidad con sobrepeso, inseguridad por miedo a caídas, demencias, deterioros cognitivos y/o Alzheimer, etc.), lo que se traduce en una imposibilidad por parte del personal de realizar una reducción del contacto directo con los/as residentes.

3.Previamente a decretarse el estado de alarma, desde la Residencia de Mayores de Barlovento, se han demandado continuamente a diferentes administraciones y proveedores, los EPIs necesarios para desarrollar una adecuada actividad si se diera en el entorno residencial casos positivos o susceptibles de serlos por COVID-19. Hasta la fecha el centro sólo ha recibido donaciones de terceros (mascarillas de tela, pantallas…) que no son suficientes para enfrentar una situación de crisis derivada por el virus dentro de la residencia. Actualmente los/as trabajadores/as que prestan un servicio en el centro, trabajan con mascarillas quirúrgicas que están siendo reutilizadas continuamente por falta de stock y con guantes, no disponiendo asimismo de ningún otro tipo de protección para estos desempeñar su trabajo en la residencia.

4.La Residencia de Mayores de Barlovento cuenta actualmente con un servicio de enfermería (20 horas semanales), y depende al mismo tiempo de los sanitarios del Centro de Salud de Barlovento. Este centro sólo se encuentra abierto de lunes a viernes en horario laboral, estando cerrado las tardes y fines de semana, por lo que la residencia en esos periodos depende del Centro de Salud de Los Sauces, esto se traduce en que en caso de emergencia la respuesta no sea tan inmediata como si se tratase del Centro de Salud de Barlovento.

5.En el centro, existe únicamente un salón comedor, donde los/as mayores pasan las tardes frente a la TV. Este sitio se caracteriza especialmente por ser el lugar de encuentro y más social de la residencia y además, porque es un espacio reducido lo que provoca que sea imposible respetar la distancia de seguridad entre los/as residentes para evitar contagios.
Fuencaliente ha remitido un escueto informe de una página en el que simplemente informa sobre: “ausencia de medios personales, ausencia de medios materiales y la distribución física del Centro de Acogida de Las Indias no hace posible la adopción de medidas”.

Tijarafe también ha trasladado casi las mismas circunstancias a la Fiscalía de ausencia de espacios en respuesta a la solicitud de información recibida.

El el caso de Tijarafe, la Fiscalía ha respondido ya incluso exigiendo la necesidad de que “por la ausencia de medios personales y materiales que presenta actualmente el centro residencial, en caso de sospecha o positivos confirmados por COVID-19, se prevea otro espacio físico fuera del entorno residencial donde puedan ser atendidos estos casos con las garantías sanitarias que merecen, evitando así un contagio masivo de los/as residentes así como el personal que allí les atiende, respetando su integridad física y/o emocional”.

www.eltime.es