Gabriel Mato alerta de la pérdida de peso comercial de Europa en favor de China

El eurodiputado achaca la situación al retraso de la ratificación del acuerdo de libre comercio con Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay

El eurodiputado del Partido Popular Gabriel Mato ha alertado de l·a pérdida peso y capacidad de negociación de la Unión Europea dentro de Mercosur», el bloque de países latinoamericanos integrados por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, y ha confirmado que “esta menor influencia europea está jugando en favor de China”.

El eurodiputado canario, que es ponente del informe sobre el Acuerdo de Asociación UE-Mercosur en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Eurocámara, ha asegurado que la principal causa de esta situación “que puede tener un perjuicio económico irreparable para Europa” se debe, en gran medida, al retraso a la hora de ratificar el Acuerdo de Libre Comercio firmado en 2019 entre la Unión y estos países, y la ausencia de una acción decidida por parte de la Comisión europea.

Ante esta situación, Gabriel Mato ha hecho un llamamiento a que este último trámite se realice cuanto antes, ya que “si permitimos que China ocupe un hueco en el mercado que corresponde a Europa y que fortalezca las relaciones con Mercosur, llegará un momento en el que ya no podremos recuperar los avances realizados hasta el momento”.

Gabriel Mato ha recordado que el Acuerdo de Libre Comercio nació como una gran oportunidad comercial para la UE que profundizaba en las relaciones económicas con Iberoamérica. “Es uno de los mayores acuerdos alcanzados por Europa al combinar la cooperación, el diálogo político y el libre comercio”.

“Si no se ratifica cuanto antes, corremos el riesgo de tirar por la borda todo el trabajo que se ha realizado para cristalizar una de las grandes oportunidades económicas y comerciales de la Unión”, ha asegurado. “Es imprescindible hacer todos los esfuerzos encaminados a salvar los obstáculos, principalmente de carácter medioambiental, que los detractores del acuerdo esgrimen como arma política”, ha puntualizado.

Por último, ha recordado que el acuerdo supone la liberalización de un mercado estratégico con un PIB de más de 19 billones de euros, que involucra a más de 780 millones de consumidores y supondrá una rebaja de 4.000 millones en aranceles para los exportadores europeos.