Gran ritmo y velocidad de Santi Concepción en el circuito de Spa Francorchamps en Bélgica.

El bravo piloto de automovilismo, Santi Concepción Jr., demostró su habilidad y velocidad  excepcionales en el circuito de Spa Francorchamps en una actuación que prometía un gran  resultado. Lamentablemente, su destacada carrera en la pista tuvo que llegar a un abrupto  final cuando se encontraba en una impresionante sexta posición debido a un incidente  inesperado. 

Durante la carrera en Spa Francorchamps, Santi Concepción se destacó por su gran ritmo y  velocidad, manteniendo un rendimiento constante a lo largo de la semana, incluso en los  últimos entrenos FP2 oficiales bajo la lluvia. Su determinación y habilidades técnicas no  pasaron desapercibidas, y rápidamente se convirtió en el centro de atención de su equipo,  siendo el coche más rápido de los tres vehículos que alinea Inter Europol para esta carrera. 

Sin embargo, la carrera de Santi Concepción se vio empañada por un infortunado incidente  que no estaba en sus manos controlar. Mientras luchaba por mantener su posición en la  pista, otro piloto impactó contra el alerón trasero de su vehículo, causando daños  significativos en el mismo. A pesar de los esfuerzos inmediatos del equipo de mecánicos  por intentar solucionar los problemas en boxes, el daño resultó ser irreparable, lo que obligó  a Santi Concepción a abandonar. 

Santi Concepción, a pesar de la desilusión de no poder completar la carrera, mantiene un  espíritu positivo y agradecimiento por el apoyo incondicional de su equipo y seguidores.  Reconoce la imprevisibilidad del automovilismo y está listo para enfrentar los duros  momentos que el deporte le presente en el futuro, reconoce que tiene que seguir  esforzándose y buscar los objetivos marcados. 

Santi reconoce lo duro que ha sido este momento, “la verdad que fue un duro golpe moral,  encontrarme con posibilidades de luchar por conseguir un pódium en esta carrera era muy  viable, mi motivación era máxima, los resultados durante los entrenamientos libres y  oficiales iban confirmando mis expectativas, a pesar de que tenía margen de mejorar, no  había mostrado todavía mi mejor ritmo. Me costó aceptar este abandono, no quería ni  bajarme del coche en box, pero soy consciente de las dificultades que tiene este deporte y  no todo depende del piloto, muchas circunstancias externas pueden fastidiar un gran  trabajo. Ahora toca pensar en la siguiente y volver a trabajar para la próxima carrera en  tres semanas, que será en Portimao – Portugal”. 

El equipo de Santi Concepción y sus patrocinadores están comprometidos con seguir  trabajando arduamente y aprovechar esta experiencia como una oportunidad de  aprendizaje, están enfocados en continuar mejorando el rendimiento que tuvieron en  Bélgica