Gustavo Matos: «Anselmo Pérez de Brito “ha servido de inspiración a las instituciones canarias”

Santa Cruz de La Palma propone a la Cámara regional declarar el 14 de mayo como Día de La Diputación del Común

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma ha homenajeado al Lcdo. Anselmo Pérez de Brito, primer Diputado del Común de la Isla por elección popular, en un acto institucional celebrado en el Teatro Chico, coincidiendo con el 249 aniversario de su fallecimiento, el 14 de mayo de 1772.

En el acto estuvieron presentes distintos representantes públicos a nivel local e insular; entre ellos , el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera, acompañado de otros miembros de la corporación; el presidente del Parlamento de Canarias, Gustavo Matos Expósito; el diputado del Común, Rafael Yanes; el senador por La Palma, Borja Pérez; el secretario primero de la Mesa, Jorge González, y los diputados Manuel Abrante, Matilde Fleitas, Nieves Lady Barreto, Ricardo Fernández de la Puente y Pedro Viera. Asistió también el senador autonómico Asier Antona.

Tras el acto oficial, donde intervino el alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera Guelmes, el presidente de la Cámara y el Diputado del Común, Rafael Yanes, procedieron al descubrimiento de una placa conmemorativa en la casa de la calle O’Daly donde vivió Pérez de Brito.

ANSELMO PÉREZ DE BRITO

Anselmo Pérez de Brito nació en Garafía en 1728 y es recordado como uno de los personajes más importantes de la historia de La Palma. Logró una preparación académica más profunda de lo normal en un joven de su posición en aquella época. Se trasladó a Sevilla, donde logró la licenciatura en leyes en un periodo de seis meses. De regreso a La Palma comenzó el libre ejercicio de su profesión y fue considerado el mejor abogado de su tiempo.

Con las elecciones llevadas a cabo en virtud del real auto acordado del Rey Carlos III por el que se daba entrada a la ciudadanía en los ayuntamientos para desempeñar temporalmente los cargos de diputado del común y síndico personero, resultó elegido diputado. Dentro del consejo capitular, fue voz crítica contra los regidores perpetuos y los que consideraban sus abusos.

Se le ha considerado un adelantado de su época al conseguir que el pueblo tomara conciencia de su derecho para regir su destino. Sus logros hicieron de La Palma una adelantada de la democracia, pues tuvo el primer ayuntamiento de la España moderna elegido por voto popular.