Héctor Izquierdo visita La Palma: ¿En qué trabajará el comisionado de cara a la reconstrucción?

La intención del comisionado es alternar sus estancias en Madrid y La Palma, permaneciendo una semana en cada sitio. "Lo primero son los damnificados", señala Izquierdo, porque "son quienes lo están pasando peor" y, por tanto, "hay que resolver su situación con rapidez".

El pasado 6 de junio, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, adelantaba en la última sesión de la Comisión Mixta para la Reconstrucción, Recuperación y Apoyo a la Isla de La Palma, que un día después el Consejo de Ministros crearía un Comisionado para La Palma, para el que se designó a Héctor Izquierdo, «un palmero que conoce bien la isla y sus necesidades y la persona que coordinará todas las medidas con las administraciones implicadas», según apuntó el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Tras su designación, Izquierdo ha viajado a La Palma, donde se ha reunido durante esta semana con las personas afectadas y las distintas instituciones. Aunque esta ronda de encuentros continuará en los próximos días, pues, según ha señalado el comisionado en los micrófonos de Onda Cero La Palma «nos jugamos mucho» porque hay que dirimir «qué isla de La Palma queremos en el futuro y cómo, dentro de la desgracia que ha sido la erupción, podemos canalizarla».

Pero, ¿cuál es la función del comisionado?

Sin perjuicio de la comisión mixta, que seguirá funcionando, la figura del comisionado es una figura muy habitual en Estados Unidos y Reino Unido. Se trata, en palabras de Héctor Izquierdo, de «una persona con una misión que se le encarga desde el Gobierno de España y que reporta directamente al ministro de Presidencia, porque es de este ministerio del cual depende- o al presidente».

El comisionado no es nada nuevo en nuestro país, porque ya se designó en su momento para la coordinación del proceso de recuperación tras el terremoto de Local o la catástrofe del Prestige en Galicia.

Principal preocupación del comisionado: los afectados

«Lo primero son los damnificados», señala Izquierdo, porque «son quienes lo están pasando peor» y, por tanto, «hay que resolver su situación con rapidez». Una vez cubiertas las necesidades de las personas afectadas, el comisionado debe trabajar en el futuro de La Palma, porque «lo que hagamos ahora marcará en gran medida el motor económico insular». No solo se trata de compensar los daños o atender la emergencia, sino, de volver a generar un desarrollo económico.

Todas las Administraciones Públicas son conscientes de la situación de la Isla, afirma el comisionado quien, además, añade que «la percepción fuera de la Isla es que se están haciendo las cosas bien, pues todos trabajan por el mismo objetivo».

Conclusiones de las primeras reuniones

La principal petición ha sido la de reubicar a aquellos afectados que a día de hoy continúan en hoteles, en casa de familiares o pagando alquileres. El primer paso, señala, es «conseguir viviendas dignas, que tengan la máxima calidad posible». Aunque se dé una respuesta habitacional provisional, los afectados deben también contar con una vivienda definitiva y «esto va ligado a un plan de ordenación».

Asimismo, otro punto importante en la recuperación de La Palma es el poder dar certidumbre. En este sentido, En el tejado de las administraciones está el poder agilizar los procedimientos, para dar soluciones rápidamente. Sin embargo, entran en juego otras variables que no son controlables, como el enfriamiento de la lava o la emisión de gases en La Bombilla o Puerto Naos, que no permiten dar respuestas concretas sobre el regreso de afectados a sus hogares.

¿Cada cuándo tiempo visitará el comisionado La Palma?

La intención del comisionado es alternar sus estancias en Madrid y La Palma, permaneciendo una semana en cada sitio. El  tiempo lo irá marcado, donde  vea que puedo ser más útil, allí estaré», indicó, aunque cierto es que tras su nombramiento, Héctor Izquierdo se dedica exclusivamente a la reconstrucción.

El despacho oficial del comisionado se encuentra en Moncloa, concretamente en la vicepresidencia del Gobierno. Aunque en la Casa Massieu también se ha habilitado una sede. Las medidas se impulsarán desde Madrid, porque «es allí dónde están los diferentes ministerios», una vez conseguidas, serán las administraciones locales las que se encargarán de su aplicación.

Izquierdo recuerda que «el gran financiador de la reconstrucción es la Administración General del Estado». De la primera etapa, se han concedido unos 550 millones, de los cuales ya hay unos 402 que están materializados o transferidos. El Consorcio de Compensación de Seguros ha repartido 201 millones de euros, aunque se espera llegar a los 230. Respecto a las ayudas destinadas a viviendas, 60.000 euros corresponde al Estado, 30.000 a la Comunidad Autónoma y 10.000 al Cabildo de La Palma. No obstante, conseguir inyecciones de capital para la reconstrucción también será trabajo del comisionado. «Aún queda mucho».

TE PUEDE INTERESAR: