Interior transfiere otros 6,5 millones de euros al Gobierno de Canarias para ayudas a los afectados por el volcán de La Palma

El Ministerio del Interior ha concedido una subvención directa por valor de 6,5 millones de euros al Gobierno de las Islas Canarias para financiar los gastos derivados de la compra de enseres de primera necesidad por las personas afectadas en sus viviendas por la erupción volcánica de la isla de La Palma (Santa Cruz de Tenerife), medida aprobada por el Consejo de Ministros en la reunión celebrada este martes.

Estos 6,5 millones de euros, que se harán efectivos en los próximos días, se suman a los 10,5 que Interior transfirió a la Comunidad Autónoma de Canarias hace ahora un año, a la semana de producirse la erupción del volcán Cumbre Vieja. De esa cifra, 5,5 millones se destinaron a sufragar la adquisición de 107 nuevas viviendas para el realojo de damnificados que perdieron su hogar, y los cinco restantes para la adquisición y reposición de enseres de primera necesidad destruidos durante la emergencia.

El Gobierno de Canarias ha abonado desde entonces ayudas a 425 familias por este segundo concepto y ha agotado el presupuesto previsto. Sin embargo, quedan pendientes de respuesta 609 solicitudes de familias afectadas que cumplen los requisitos pero no han podido recibir la ayuda al haberse agotado la dotación presupuestaria.

Ese es el objetivo de la nueva subvención de 6,5 millones de euros, con cargo a los presupuestos de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior y cuya transferencia al Gobierno de Canarias garantizará que las ayudas para la adquisición y reposición de enseres de primera necesidad lleguen a todas las familias afectadas.

Una vez el dinero a su disposición, el Gobierno de Canarias debe financiar las ayudas económicas a esas 609 familias para la adquisición de enseres de primera necesidad en el plazo máximo de un año. A las ayudas de Interior se suman las generadas por el resto de ministerios implicados.

43,8 MILLONES DE EUROS

A los 17 millones de euros transferidos por el Ministerio del Interior al Gobierno de las Islas Canarias para ayudar a los damnificados por la erupción que han perdido su vivienda o han necesitado reponer enseres de primera necesidad para rehacer su vida hay que sumar otros 26,8 millones entregados en concepto de ayudas directas a afectados por la erupción que han sufrido daños personales o materiales. 

Estos 26,8 millones, que se han repartido entre 507 unidades familiares, es todavía una cifra provisional. La Delegación del Gobierno en las Islas Canarias tramita en la actualidad otras 578 solicitudes de ayudas directas solicitadas por damnificados. 

La erupción del volcán Cumbre Vieja el 19 de septiembre de 2021 forzó la evacuación preventiva de unos 7.000 vecinos de las poblaciones situadas en la zona, y provocó cuantiosos daños en infraestructuras y bienes públicos y privados, cultivos y explotaciones agropecuarias, polígonos industriales y otras instalaciones productivas, así como alteraciones en las redes del transporte de personas y mercancías.

La participación de la Administración General del Estado en la fase de recuperación de esta emergencia tiene un carácter extraordinario por la magnitud de la catástrofe, y es complementaria de las medidas adoptadas por la Comunidad Autónoma de Canarias de acuerdo con la competencia primaria que ostenta en las emergencias de protección civil de interés autonómico.