Jerónimo Saavedra recibe el título de Hijo Adoptivo de La Palma

La Institución insular reconoce a uno de los políticos canarios más destacados, primer presidente de la Comunidad Autónoma, ministro del Gobierno de España y que abogó por que la Diputación del Común tuviese su sede en la Isla.

El Convento de San Francisco de Santa Cruz de La Palma acogió este jueves el Pleno Solemne del Cabildo de La Palma en el que se ha entregado el reconocimiento como Hijo Adoptivo de la Isla al expresidente de Canarias, Jerónimo Saavedra.

 

El presidente insular, Mariano Zapata, puso de relieve “la larga vinculación con La Palma de Saavedra Acevedo, que es un gran conocedor y admirador del pasado reivindicativo de nuestra Isla” y añade que ese fue el motivo por el que propuso a Santa Cruz de La Palma como sede de la Diputación del Común, en reconocimiento a su papel como primera ciudad de España, cuando se debatía la figura del defensor del pueblo en el nivel autonómico”.

Además, el presidente palmero destacó que Saavedra “pertenece a esa generación de políticos de diversa ideología que, con trabajo conjunto, diálogo y consenso supieron unir a un país que quería empezar a caminar al mismo compás que lo hacían nuestros vecinos europeos”.

“Le agradecemos enormemente su labor por y para la democracia, con una generación que provocó el verdadero cambio político, además de su importante papel en la defensa de los derechos sociales de todos los ciudadanos españoles”, añadió el presidente.

Junto su larga y entrañable vinculación con La Palma, Saavedra Acevedo es un gran conocedor y admirador del pasado de la Isla. En ese carácter, y durante la primera legislatura, cuando se estudiaba y debatía la figura del defensor del pueblo en el nivel autonómico, abogó por su nominación como Diputado del Común y por la localización de la institución en Santa Cruz de La Palma, como recuerdo y homenaje a la primera ciudad de España que eligió a sus representantes municipales democráticamente.

Jerónimo Saavedra Acevedo fue presidente del Gobierno de Canarias de 1983 a 1987 y de 1991 a 1993. Además, desempeñó los cargos nacionales de ministro de Administraciones Públicas y ministro de Educación y Ciencia durante la última legislatura de Felipe González Márquez como presidente del Gobierno. Llegó a ser senador y fue nombrado diputado del Común por el Parlamento de Canarias.

Actualmente, retirado de la política activa, su compromiso con el mundo de la cultura y las artes lo ha llevado a emprender innumerables acciones que han permitido que muchos jóvenes palmeros encuentren en la música y en la cultura una oportunidad para hacer su proyecto de vida, además de ser impulsor de un ciclo de música clásica que lleva su propio nombre, y que permite disfrutar en la Isla de figuras de primer nivel mundial.