Jonathan Felipe: “¿Por qué se sigue negando la creación de un consorcio para dar respuesta a La Palma?”

Afectados, colectivos profesionales, asociaciones, partidos políticos y miembros del Parlamento apoyan la creación de un órgano con capacidad de tomar decisiones y ejecutarlas.

Coalición Canaria La Palma insiste en la necesidad de que la reconstrucción de la isla esté liderada por un órgano con capacidad para tomar decisiones y ejecutarlas, en el que estén representadas todas las administraciones implicadas y tengan voz los afectados.

 

Jonathan Felipe, diputado de CC, lo planteó por primera vez ante el Parlamento de Canarias el 13 de octubre, cuando la erupción llevaba apenas 3 semanas activa. “Desde CC vimos claro, desde el primer momento, que tras la catástrofe habría que tomar decisiones rápidas, ejecutivas, para evitar entrar en una crisis económica y demográfica”, recuerda.

A lo largo de estos 10 meses, afectados, colectivos profesionales, asociaciones, partidos políticos y miembros del Parlamento se han sumado a la propuesta de CC. “La pregunta que nos hacemos todos es por qué se sigue negando la creación de un órgano que tome decisiones consensuadas todos los días, con eficacia jurídica, con habilitación presupuestaria y capacidad de obrar”. “Si la excusa es que llevaría tiempo crearlo y dotarlo de un estatuto de funcionamiento, la respuesta es que ya hemos perdido 10 meses y que aún nos quedan por delante años de reconstrucción”, añade.

CC sigue insistiendo en que hace falta un órgano único que gestione las ayudas, que decida y ejecute las obras y que dé el asesoramiento jurídico y técnico que necesitan los afectados. “La gente está ya agotada de sentarse una y otra vez con cuatro administraciones distintas para plantear los mismos problemas. En este consorcio que proponemos radicaría la verdadera unidad de acción de la que tanto se habla, pero que no existe”, apunta el diputado, al tiempo que valora el cometido del comisionado estatal para la reconstrucción de La Palma, “pero sigue siendo una figura que representa solo al Estado y que carece de capacidad para tomar decisiones”.