Juan Miguel Rodríguez: «Las pérdidas económicas en un momento dado se pueden evaluar, pero las morales no»