Kilian Sánchez promueve en el Senado la declaración de la Bajada de la Virgen como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El senador de La Palma presenta una moción en la Cámara Alta para instar al Gobierno de España a que impulse la candidatura de las Fiestas Lustrales para este reconocimiento de la Unesco

El senador de La Palma, Kilian Sánchez.

Cuando La Palma se encuentra escasamente a un año de la celebración de sus Fiestas Lustrales, el senador por la Isla, Kilian Sánchez, ha presentado una moción en la Cámara Alta para que la Comisión de Cultura inste al Gobierno  de España a promover la candidatura de la Bajada de la Virgen de la Palma como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tras la aprobación previa e indispensable del Consejo del Patrimonio Histórico de dicha candidatura.

Kilian Sánchez defiende que las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen de Las Nieves, cuya conmemoración se remonta a 1676 y que ha vivido 68 ediciones, desde 1680 a 2015 (en 2020 se vio cancelada por la crisis epidemiológica de la COVID-19), se ha convertido en una de las muestras más genuinas del calendario festivo canario en virtud de una serie de valores que constituyen, en su conjunto, una de las formas de identidad que más y mejor han definido el carácter palmero.

El senador palmero defiende que la Bajada de la Virgen de Las Nieves, reúne todos los requisitos para ser considerada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Su antigüedad, con un programa de actos tradicionales, perfectamente horneado a lo largo de los siglos y donde todo encaja a la perfección gracias a su significado alegórico. Del mismo modo, están cargadas de simbolismos ya que “todos los números tradicionales que componen el guion de la Bajada de la Virgen tienen un por qué y un significado”.

Señala, además, que posee un gran valor patrimonial, ya que en la Bajada de perviven expresiones festivas muy arcaicas, siendo el caso más relevante el Carro Alegórico y Triunfal, uno de los pocos autos marianos del Barroco conservados en España. Si bien, también merece destacarse el folclore de tambor con la interpretación en el Traslado de Subida del Trono del sirinoque, los tajarastes y los romances con sus danzas asociadas, algunas de ellas de probable procedencia indígena.

La moción recoge además la presencia de otros números de datación secular y fuertemente arraigados en la tradición festiva hispánica, ya desaparecida en otros puntos de la geografía nacional, como las danzas coreadas infantiles (características del Corpus); las loas, de las que hoy perviven la de Recibimiento, y las recientemente recuperadas loas de Salutación y Despedida; el Desfile de la Pandorga, una manifestación barroca compuesta por más de dos millares de farolillos de papel iluminados por una vela; o el Diálogo entre el Castillo y la Nave, curiosa derivación de las fiestas de moros y cristianos en el contexto canario.

Esta celebración, subraya la propuesta del senador socialista, concentra también una gran originalidad, ya que la Bajada de la Virgen de las Nieves ha creado números propios y exclusivo, entre los que cabe citar: la Danza de Enanos, evolución de los gigantes y cabezudos presentes aún en muchos festejos nacionales; la Danza de Acróbatas, evolución de los espectáculos circenses del siglo XIX, o el Festival del siglo XVIII, derivado de las danzas infantiles presentes en el mismo ciclo lustral.

Kilian Sánchez pone también el acento en el carácter participativo de la Bajada de la Virgen de Las Nieves. Escritores, músicos, coreógrafos, actores y una amplia proporción de la población de la isla de La Palma participa de alguna manera y es parte activa en más de uno de los números festivos. “El pueblo es el sujeto que hace posible la fiesta”, recalca.

Asimismo, pone en el acento en su representatividad porque la Bajada de la Virgen de Las Nieves es una fiesta viva, insólita, de profundo significado y representativa de las celebraciones del Barroco, conserva algunas manifestaciones muy arcaicas y se halla imbuida de valores religiosos, antropológicos y patrimoniales de profundo calado.

Por todos estos motivos, la propuesta del senador palmero sostiene que las Fiestas Lustrales es una manifestación comprendida plenamente en la definición plasmada en el artículo 2.1 de la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, aprobada por la Conferencia General de la Unesco, en su trigésimo segunda reunión, en París, el 17 de octubre de 2003, que define el «patrimonio cultural inmaterial» como los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas «junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes, que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos, reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

RESPALDO

Esta propuesta viene también respaldada por otros acuerdos institucionales, como el adoptado el 10 de mayo de 2013 por el pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma para impulsar el expediente que iniciara el procedimiento para que la Unesco proclamara la Bajada de la Virgen de las Nieves de La Palma como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

El 11 de Julio de 2013, el Senado aprobó una declaración institucional, de apoyo a la candidatura de la Bajada de la Virgen de Las Nieves de La Palma como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad y en enero del siguiente año, el pleno del Cabildo Insular de La Palma aprobó por unanimidad solicitar la declaración de la Bajada de la Virgen como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

En febrero de 2014, el Parlamento de Canarias aprobó una declaración institucional de apoyo a la candidatura de las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen de Las Nieves para ser declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y el 4 de septiembre de 2023, todas las instituciones civiles de Santa Cruz de La Palma y un amplio número de personas pertenecientes a la comunidad han pedido la declaración de la Bajada de la Virgen de Las Nieves para ser declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Recientemente, el 26 de febrero de 2024, el Gobierno de Canarias aprobó el decreto por el que reconoce Bien de Interés Cultural (BIC), bien inmaterial con la categoría de “Usos sociales rituales y festivos” a la Bajada de la Virgen de Las Nieves.