La Asociación de Defensa Sanitaria Isla de La Palma denuncia retrasos por parte del Cabildo en la concesión de ayudas para paliar los efectos de la subida del grano

El sector ganadero palmero recibirá apenas 500 mil euros, frente a los 1,9 millones que se entregan en Lanzarote, los 4 millones que se reparten en Fuerteventura o los 2 millones que destina Gran Canaria

La Asociación de Defensa Sanitaria Isla de La Palma muestra su descontento con el Cabildo Insular que, tras ser avisado en el mes de febrero de la situación por la que atraviesa el sector ganadero, ha dilatado en exceso la constitución de las bases que regulan la concesión de ayudas para paliar los efectos de la subida de los costes de la alimentación animal, publicándose la pasada semana y, además, mal redactadas. Ante este hecho, se procederá a presentar recurso al entenderse que son injustas, ya que la fecha que se tomaría para considerar el número de animales dejaría fuera a una buena parte de la recría, subvencionando, al mismo, tiempo animales que ya han sido vendidos.

Los retrasos en la concesión de subvenciones para apoyar al sector ganadero palmero se seguirán sucediendo, ya que al realizar esta reclamación, la publicación de las bases definitivas se dilatará al menos un mes y medio más. A esto se le añade la espera de la publicación de la convocatoria, con el transcurso de 20 días más desde su publicación. Pero eso no es todo, porque habría que sumar un máximo de seis meses de los que, dispone el Cabildo Insular para publicar la resolución, más lo que tarde en hacerse efectivo el pago.

Todo ello, para entregar apenas 500 mil euros -frente a los 1,9 millones que destina Lanzarote (400 euros por unidad de ganado mayor, es decir, una vaca que equivale a seis cabras, y disponen de 18.000 cabezas de ganado), los 4 millones que Fuerteventura entregará a sus ganaderos o los 2 millones que repartirá Gran Canaria para el mismo fin-. Respecto a la cuantía que entregará La Palma, supondría 19,17 euros por cabra, en palabras del consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de La Palma en mayo, frente a los 66,67 euros que entrega el Cabildo de
Lanzarote.

Todo esto sin valorar que en La Palma se paga una doble insularidad, siendo mucho más caro descargar los forrajes y granos en esta isla que en Tenerife o Gran Canaria. Así, por ejemplo, El Hierro, una isla no capitalina al igual que La Palma, añade 100 mil euros a las ayudas que da al sector ganadero de la isla para paliar los efectos de la subida del grano. Además, anualmente se le otorga a los ganaderos subvenciones por nacimiento, por kilo de forraje importado o descuento de la cuota de autónomo, entre otras.

Desde la Asociación de Defensa Sanitaria Isla de La Palma no se sabe si el Cabildo de La Palma se burla de los ganaderos o lo hace simplemente por desconocimiento, pues no solo han tardado medio año en redactar mal unas bases para la convocatoria de la subvención, sino que, además, en los últimos días, con los escasos resultados obtenidos del plan forrajero que está desarrollando la institución, se ha tratado de convencer a la opinión pública de que el problema de la alimentación del ganado en La Palma está resuelto. Sin embargo, esto difiere en gran medida de la realidad del sector ganadero palmero, porque, por un lado, los animales no comen trigo ni tampoco su paja si esta está sucia o en malas condiciones. Además de que este no es el mejor alimento para los animales. Lo mismo ocurre con el resto de granos que se han cultivado, al que no tienen acceso todos los ganaderos, desoyendo, además, las necesidades que se le ha comunicado Cabildo de La Palma a este respecto.