La borrasca pasa por La Palma sin dejar ningún lahar

Según la meteoróloga Vicky Palma se cree que esta situación no ocurrió en la isla bonita por la falta de pendiente del volcán

Desde el pasado domingo la isla de La Palma estaba en alerta amarilla por fuertes vientos y lluvias, que dejaron episodios como varios barrancos corriendo y algunas carreteras afectadas, como la que conecta por Garafía el Roque de Los Muchachos. Sin embargo, este episodio no ha producido que en el volcán se cree ningún lahar ni flujo concentrado debido a los depósitos de material en la erupción volcánica en la isla, como varios científicos esperaban, según informa el vulcanólogo del IGN Stavros Meletlidis en su cuenta de Twitter.

Pues bien, un lahar es el resultado de una mezcla de sedimento y agua que se moviliza por las laderas principales de los volcanes. En varias ocasiones, este fenómeno ha creado masas de barro que destruían lo que encontraban a su paso, según discurrían bajo el cono volcánico. Por ejemplo, en el volcán Pinatubo de Filipinas, en 1991, sucedió esta proceso por lluvias intensas.

Sin embargo, según la meteoróloga Vicky Palma se cree que esta situación no ocurrió en la isla bonita por la falta de pendiente del volcán. En varias zonas, a pesar de la presencia de fuertes lluvias, la intensidad de la misma no ha sido excesiva por lo que no ha provocado desbordamientos en la zona. Y es que, a lo largo del día de ayer, solo cayeron en la zona de Tajuya al rededor de 6,3 litros por metro cuadrado.