La colada continúa «imparable» su avance en los alrededores de la montaña de La Laguna

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se estima en 1.073,21 hectáreas, casi 13 más que ayer.

El mecanismo estromboliano sigue marcando el ritmo de la erupción volcánica. Las fases de explosividad variable que producen depósitos piroclásticos, se siguen mezclando con fases efusivas que producen las coladas de lava. Este comportamiento hace que algunas zonas de coladas continúen recibiendo aporte, como es el caso de la 4 y la 7. Justamente la 7 fue la que llegó al mar, ayer sobre las 12:03 horas, creando un delta lávico que ya ocupa 9 hectáreas.

 

Los últimos datos disponibles de la superficie afectada se estima en 1.073,21 hectáreas, casi 13 más que ayer. El delta lávico que se encuentra más al sur alcanza las 43,46 hectáreas. Se calcula que la superficie de cultivos afectada alcanza en estos momentos las 326,6 hectáreas, 12,53 más que el último día. De ellas, 198,26 hectáreas corresponden a cultivos de plataneras, 59,93 a viñedos y 25,99 a aguacateros.

Actualmente siguen activos varios centros de emisión con actividad variable (tanto de piroclastos y gases, como de lava) según se modifica la configuración de la zona eruptiva. Además, no se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, dentro de la zona de exclusión.

Si la actividad efusiva del volcán continúa, se seguirá presentando un escenario desfavorable para la operatividad en el aeropuerto de La Palma, ya que se prevé que la nube de cenizas y SO2 siga dispuesta hacia el E-NOE desde el foco eruptivo. Además, el viento girará a componente E durante la tarde-noche de hoy.  A partir del jueves, primero la entrada de una estructura frontal y posteriormente una vaguada atlántica, producirán con probabilidad precipitaciones que podrán ser de carácter fuerte con acumulados en 12 horas que podrán superar los 60 mm. Se han emitido avisos de nivel amarillo (se pueden consultar en www.aemet.es).

Aumenta la sismicidad a profundidades superiores a 20 kilómetros.

La sismicidad a profundidades intermedias continúa localizándose en las mismas zonas. Ha aumentado el nivel de sismicidad a profundidades superiores a 20 km. La magnitud máxima ha sido 4.8 mbLg de un evento hoy a las 01:03 a profundidad de 39 km, sentido con intensidad IV (en la escala de intensidad EMS). El tremor permanece en nivel bajo. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades V-VI (en la escala de intensidad EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente.

En cuanto a la deformación, desde comienzos de noviembre se observa una notable disminución de la deflación regional.

La emisión de dióxido de azufre (SO2), asociada al penacho volcánico del actual proceso eruptivo en marcha (emanaciones visibles de gases volcánicos), registrada durante el día de ayer, continúa siendo alta pero relativamente menor que los días anteriores, registrándose un rango de valores entre 4500 y 6000 toneladas diarias, mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil marítima. Por otro lado, el análisis de imágenes satelitales refleja una tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre, cuando se registraron máximos superiores a las 50000 toneladas diarias de emisión de dióxido de azufre (SO2).

En el caso de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 km2 de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos) continúa registrando valores por encima de los niveles de fondo (entre 200 y 1300 toneladas diarias) y durante el día de ayer, reflejaron un rango de valores entre los 2500 y 2900 toneladas diarias. Estas emanaciones difusas no representan un peligro para las personas, salvo que se formen acumulaciones de CO2 en depresiones mal ventiladas, que desplacen el oxígeno del aire y se generen ambientes anóxicos. En la estación de Los Llanos de Aridane (LP10) se continúa registrando una ligera fracción magmática-hidrotermal en el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera del suelo, mientras que esta es prácticamente nula en la estación de Fuencaliente (LP08). Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

En el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, se mantuvo en niveles buenos o razonablemente buenos en todas las estaciones, los valores empeoraron a primeras horas de la noche de ayer a hoy en la estación de Los Llanos de Aridane, superando el umbral de alerta (establecido en 500 μg/m3) a las 22:00 horas y alcanzando niveles extremadamente desfavorables, que posteriormente descendieron hasta recuperar los valores bajos. Actualmente, los valores de calidad del aire en la zona oeste son razonablemente buenos, salvo en Los Llanos y Tazacorte, que tiene valores regulares.

Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), durante el día de ayer los niveles mejoraron desde desfavorables hasta razonablemente buenos y regulares en las estaciones del este de la isla, y se mantuvieron niveles buenos en la estación de Los Llanos de Aridane. Durante la mañana de hoy se está observando un ligero aumento de las concentraciones en La Grama y Los Llanos de Aridane, pero aún se mantienen en los niveles regulares y razonablemente buenos respectivamente. En el resto de estaciones los niveles son razonablemente buenos. En la zona de Breña Alta, Breña Baja y Santa Cruz de La Palma se recomienda el uso de mascarillas FFP2 y restringir la salida al aire libre.