La Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda empezará a abonar el próximo 27 de mayo los 13,7 millones de euros de las ayudas al alquiler del bienio 2018-2019

El consejero Sebastián Franquis plantea para la próxima convocatoria de estas ayudas la unificación de las subvenciones, la reducción de los procesos administrativos y la potenciación de las nuevas tecnologías en los trámites para evitar los retrasos de la última convocatoria

64

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, empezará a abonar las ayudas al alquiler del cupo general (mayores de 35 años) y para mayores de 65 años del bienio 2018-2019, a partir del próximo 27 de mayo tras culminar la evaluación y baremación de las más de 12.000 solicitudes que se recibieron en su momento en el Instituto Canario de la Vivienda (ICAVI). En total, se distribuirán 13.750.000 euros entre las miles de familias con pocos recursos que finalmente resulten beneficiadas por estas ayudas del Gobierno canario.

Los trabajadores públicos del ICAVI ultiman en estos días las revisiones de las miles de renovaciones de documentación que se recibieron a raíz de la publicación el pasado mes de enero de la primera resolución provisional de beneficiados. Varios miles de peticionarios cuyas solicitudes quedaron en reserva o fueron desestimadas en primera instancia, presentaron entonces alegaciones para que sus propuestas fueran revisadas. Estas reclamaciones iniciaron un proceso de petición por parte de los empleados del ICAVI de nueva documentación que los solicitantes han ido presentando en los últimos meses. Esa nueva documentación es la que se ha estado evaluando en las últimas semanas por los técnicos de Vivienda que ya preparan la resolución con la lista definitiva de admitidos.

Conscientes de que ya en julio de 2019, cuando empezó a trabajar el nuevo gobierno, se estaba acumulando un retraso considerable en estas tramitaciones, el nuevo consejero Sebastián Franquis logró agilizar los procedimientos para dar un importante impulso a todas las ayudas al alquiler. De esta forma fue posible sacar la resolución definitiva de alquiler joven en marzo pasado, con la que pudo abonar al completo la partida de 3.750.000 euros destinada a sus beneficiarios. También se sacó a principios de año la resolución provisional de la Ayuda General, y en estos momentos se está finalizando la resolución definitiva.

El consejero Franquis, a pesar del impulso dado en los últimos nueve meses, ha reconocido en sede parlamentaria que no está conforme con estos plazos y por eso anunció que se está trabajando para mejorar la nueva línea de subvenciones de ayudas al alquiler de 2020 con la finalidad de simplificar y agilizar la tramitación de las ayudas a las familias más vulnerables.

Para empezar con estas mejoras, el ICAVI va a modificar las bases para potenciar la presentación de la documentación por vía telemática a través de la web del Instituto, lo que reducirá los trámites al estar ya incorporada la información en una base de datos. También se va a incorporar la cita previa para las tramitaciones por la vía presencial.

A nivel estructural, a partir de este año se van a volver a unificar ambas líneas de subvenciones en una sola, lo que facilitará y agilizará enormemente la tramitación de las solicitudes. Desde el ICAVI se entiende que esa ayuda nunca debió separarse porque eso ha duplicado los trámites y el número de personal necesario para tramitarla, lo que ha doblado también los tiempos de evaluación y baremación de las solicitudes.

El ICAVI también está revisando los procedimientos administrativos con el objetivo de reducirlos para que las personas que pidan una ayuda puedan cobrar la subvención en el mismo año pero en varios pagos periódicos.