La «Cruz Lustral» roba el corazón del jurado

La festividad de la Cruz en Santa Cruz de La Palma ha logrado sobrevivir este año porque, a pesar de la situación sanitaria, vecinos y vecinas han mantenido su compromiso con la tradición, tras vivir el año pasado una edición de cruces confinadas

Casi una veintena de cruces han participado en el tradicional concurso que convoca el ayuntamiento, pero ha sido una de las cruces la que este año, no solo se ha quedado con el primer premio de la categoría libre, sino que ha robado el corazón de quienes han apreciado el trabajo que laboriosamente ha realizado Francisco Rodríguez Rocha junto a un amplio equipo de personas que han colaborado para la creación de la «Cruz Lustral» en la plaza de La Encarnación.

La representación recrea el retablo y el trono festivo de la Virgen de Las Nieves, haciendo un «original guiño a la Bajada de la Virgen, a través de una película que recoge, no solo fragmentos de algunos de sus actos, sino también la emoción de su recepción por el público» apunta el fallo del jurado. Además, se pone en valor la incorporación «después de su práctica desaparición de los cruceros de Santa Cruz de La Palma, el efecto teatral de las cruces de aparecer, con cuyo mecanismo, la imagen de la Virgen de Las Nieves adquiere, al final de la puesta en escena, protagonismo sin que lo pierda la Cruz central».

Todo ello unido a una puesta en escena de luces, música y audio que hacen revivir las fiestas lustrales, en un momento en el que la población palmera se ha quedado con la nostalgia de vivir la Bajada de La Vírgen 2020.

Una elaboración que se escapa de lo visto hasta ahora y que representa uno de los símbolos y tradiciones más importantes de la isla de La Palma, como son la Patrona y sus Fiestas Lustrales.