La DGT presenta la Estrategia de Seguridad Vial 2030 en Canarias

El delegado del  Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, y el director del Observatorio  Nacional de Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico (DGT), Álvaro  Gómez, han presentado hoy la Estrategia de Seguridad Vial 2030, un  documento que pretende ser el marco nacional de referencia en la política de  seguridad vial con el objetivo de reducir a la mitad para el año 2030 el número  de muertes y lesionados graves causadas por accidentes de tráfico. 

En un acto en la sede de la Delegación del Gobierno en Las Palmas de Gran  Canaria, en el que también ha participado la jefa provincial de Tráfico de Las  Palmas, Eva Canitrot, Anselmo Pestana ha puesto de relieve la importancia de  esta Estrategia también para Canarias, desde la “necesidad imperiosa de la  coordinación de las instituciones implicadas en el ámbito de la movilidad  segura, y la concienciación de los agentes que intervienen” en la misma, como  vehículos, conductores y peatones. 

“La Estrategia de Seguridad Vial 2030 es un hoja de ruta para reducir a la  mitad la mortalidad y lesiones graves para finales de esta década y  sinceramente estoy convencido que el objetivo se va a conseguir con la ayuda  de todos y todas. Nuestro país ha demostrado realizar una auténtica revolución  en movilidad segura desde los primeros años del siglo XXI. Hoy podemos decir  que España no solamente está por debajo de la media de los países de la  Unión Europea en la tasa de mortalidad en siniestros viales, sino que es la  séptima más baja”, ha indicado el delegado del Gobierno. 

“La seguridad vial no debe ser de un Ministerio, ni siquiera de un Gobierno: nos  concierne a todas y a todos, y en ese sentido el trabajo conjunto se refleja  también en Canarias, donde se ha producido un descenso de 14 fallecidos en  el año 2021 con respecto al 2019. Pero estamos obligados a continuar por el  buen camino en un sistema de movilidad seguro, independientemente del  modo escogido para desplazarnos y además siendo conscientes de las  transformaciones del futuro cercano: cambio climático, envejecimiento de la  población, incorporación de los avances tecnológicos, aumento de la población  urbana y despoblación rural o las nuevas formas de movilidad”, ha añadido. 

El pasado 9 de junio el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska,  presentaba la Estrategia de Seguridad Vial 2030 en Madrid, destacando que  nace de la experiencia acumulada en la última década, del análisis de las  políticas europeas y las más significativas directrices de distintos organismos  internacionales y del trabajo de análisis y reflexión realizado en el seno del  Consejo Superior de Tráfico y Seguridad Vial. 

Para la elaboración de la estrategia, cuyo objetivo está alineado con los de  organizaciones internacionales como Naciones Unidas o la Unión Europea (reducir un 50 por ciento el número de fallecidos y heridos graves en siniestros  viales), los expertos de la DGT han tenido en cuenta factores que van a  provocar en el futuro cercano grandes transformaciones en el ámbito de la  movilidad segura. 

Entre esos factores se encuentran el cambio climático, el envejecimiento de la  población, la apuesta por la sostenibilidad de los más jóvenes, la incorporación  de los avances tecnológicos o la consolidación durante este decenio del  denominado “sistema seguro”, una nueva visión sobre el origen y la prevención  de los siniestros viales. 

La Estrategia de Seguridad Vial cuenta con nueve áreas estratégicas y 62  líneas de actuación que se irán definiendo en los sucesivos planes bianuales,  siendo el actual el Plan de Actuaciones de Seguridad Vial 2022-2023, que recoge las acciones que se desarrollarán durante este periodo para conseguir  una movilidad segura.  

Este primer plan apuesta por la educación, la formación y la información para  que los usuarios de las vías estén formados y capacitados, junto con acciones  de vigilancia y control de las normas de tráfico y con mejoras en vehículos e  infraestructuras. 

Algunas de las acciones recogidas en este plan bienal son: 

  • El próximo curso escolar comienza a impartirse de forma gradual la  educación en movilidad segura y sostenible. Por primera vez en la  historia de nuestro país, la formación en movilidad segura y sostenible  se incluye en el currículo escolar. Los reales decretos de Primaria,  Secundaria y Bachillerato que desarrollan la LOMLOE, y que ya están  publicados, permitirán a los alumnos salir del sistema educativo con la  formación básica en seguridad vial. 
  • Un nuevo título en la Formación Profesional del curso 2022-2023. El  Ministerio de Educación, a propuesta de la Dirección General de  Tráfico, creó el nuevo título de Técnico Superior en Movilidad Segura y  Sostenible que también comenzará su andadura en el próximo curso  escolar. Este nuevo título pone en valor la movilidad y permitirá  capacitar a los alumnos, futuros profesionales, para atender la demanda  creciente de este sector. Habilitará también para ser profesor de  escuelas particulares de conductores. 
  • Cursos de Conducción Segura y Eficiente para motos y turismos.  Consolidados como buena práctica, se han incluido en la Ley de Tráfico  como un instrumento que permitirá a los conductores recuperar dos  puntos de su saldo si los realizan. La Orden Ministerial que los  desarrolla está prevista que se apruebe para finales de este año.
  • Cursos para trabajadores en moto bonificados por la FUNDAE. La  Fundación para la Formación en el Empleo a petición de la DGT ha incluido en su catálogo de cursos bonificados esta materia para que las  empresas puedan ofrecérselo a sus trabajadores en moto. Un medio de  desplazamiento laboral en auge debido al aumento del e-commerce y  de su distribución urbana.
  • Nuevo permiso de conducir B-1 a partir de los 16 años. Este permiso,  ya previsto en la Directiva Europea de Permisos de Conducir, habilitará  para para conducir cuadriciclos de motor con velocidad máxima superior  a 45km/h. Hasta ahora, estos vehículos sólo pueden conducirse con el  permiso B. Con esta medida se pretende promover los vehículos  eléctricos y aumentar las opciones de movilidad en áreas de menor  densidad de población.  
  • Promoción del airbag mediante la obligación de su uso en las pruebas  de circulación para obtener el permiso A de conducción de motos y la  adquisición de airbags para los agentes de la Agrupación de Tráfico de  la Guardia Civil. 
  • Renovación de permisos. Revisión y actualización de los plazos de  renovación de los permisos de conducir de acuerdo con lo previsto en la  Directiva Europea de Permisos de Conducir, ampliándolo para los  jóvenes y reduciéndolo para los mayores. 
  • Actualización del Protocolo de exploración médico-psicológica en  Centros de Reconocimiento de Conductores en colaboración con el  Ministerio de Sanidad y la Sociedad Española de Medicina del Tráfico. 
  • Mayor regulación de los vehículos de movilidad personal en  coordinación con los ayuntamientos para establecer parámetros cómo  la edad mínima, el uso del casco, el equipamiento o el seguro  obligatorio, todo ello quedará regulado en el Reglamento de Circulación  para proteger a los usuarios vulnerables. También se prevé la  implantación de un seguro obligatorio, mediante la modificación  legislativa correspondiente. 
  • Potenciar el vehículo conectado. Desde abril de 2017, la Dirección  General de Tráfico está impulsando la conectividad entre vehículos y  otros elementos móviles del tráfico, así como la distribución de datos a  otras Administraciones y proveedores de servicios a través del Punto de 

gabinete_prensa.canarias@correo.gob.es Esta información puede ser usada en parte o en su integridad sin  necesidad de citar fuentes 

Acceso Nacional de Tráfico y Movilidad. Durante estos dos años se  implantarán los casos de uso de geolocalización de los vehículos de  auxilio, la nueva señal V-16, las obras, las pruebas deportivas y los  transportes especiales. Además se potenciará la conectividad con  municipios, con el fin de integrar información sobre restricciones al  tráfico, incidencias, zonas de bajas emisiones, zonas de carga y  descarga, plazas de parking disponibles… 

  • Nuevo Reglamento de Vehículos Históricos con el objetivo puesto en  preservar el patrimonio histórico y potenciar su conocimiento así como  impulsar un sector importante de nuestra economía y con el de facilitar  el procedimiento para la clasificación de estos vehículos. Este nuevo  Reglamento facilitará y simplificará el procedimiento para la clasificación  de un vehículo histórico, inspirándose en la legislación del Reino Unido  y de Francia, que son los países que más vehículos históricos tienen  registrados 
  • Aprobación de un nuevo catálogo de señales verticales y horizontales  (urbanas e interurbanas), así como la colaboración con los titulares de  las vías para la promoción de soluciones de diseño seguro de la  infraestructura (zonas de adelantamientos, tramos de carreteras 2+1)  diseño de márgenes y soluciones para la reducción de las salidas de  vía.