La escasez de medios humanos y materiales, el principal problema del traspaso de competencias de Costas a Canarias

Antonio Olivera, viceconsejero de la Presidencia, explicaba que "hay una cuestión que está cerrada, que es el texto de las competencias concretas que se traspasarán a la Comunidad Autónoma". Sin embargo, sigue habiendo negociaciones debido "a la escasez de medios que se trasladarán desde el Estado a Canarias"

La Ley de Costas continúa siendo motivo de conversación entre las grandes instituciones. Entre los temas que se abordan está el traspaso de competencias de Costas al Gobierno de Canarias. Borja Pérez Sicilia, senador para la Isla de La Palma defendía ante el Senado una modificación de la Ley de Costas para evitar el desalojo de El Faro y Fuencaliente, hecho que supuso el desacuerdo o abstención del resto de partidos políticos. A esta necesidad de un cambio en la Ley de Costas se le sumaba la exigencia de un traspaso de competencias por parte del Estado al Gobierno canario, como lo explicaba Julio Pérez, consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad en el Parlamento de Canarias.

 

Con respecto a esta transferencia de competencias también se pronunciaba Antonio Olivera, viceconsejero de la Presidencia, que explicaba que «hay una cuestión que está cerrada, que es el texto de las competencias concretas que se traspasarán a la Comunidad Autónoma». Sin embargo, sigue habiendo negociaciones debido «a la escasez de medios que se trasladarán desde el Estado a Canarias», aclaró el viceconsejero. En esta rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Gobierno, Olivera hablaba de que «partimos de un problema de base», ya que «los medios humanos y materiales con los que contaba la Administración General del Estado antes de desarrollar esta competencia estaban muy mermados«. Por esta razón, denunció que «El Estado ha pasado los 10 o 12 últimos años con unos procesos de incorporación de nueva plantilla no muy dinámicos«, debido a que se «ha ido descapitalizando» por la congelación producida a raíz de la crisis financiera.

Por ello, el Gobierno de Canarias busca un traspaso con lo necesario para desarrollar las competencias de una forma adecuada: «Por muy ambiciosos que queramos ser, estos medios son claramente insuficientes en los términos en los que Canarias aspira a desarrollarlos», explicaba el viceconsejero. Entre estas negociaciones también se quiere que «no solo vengan esos recursos que nos tocan, sino recursos financieros adicionales para poder desarrollarlo de manera adecuada», ya que «no cambiamos previsiones ni objetivos, sino que solo estamos defendiendo los intereses legítimos de Canarias en esta materia». Aunque pueda parecer que exista discrepancia entre las instituciones, el viceconsejero aclaró que «es un proceso normal» y que es la primera vez que se negocia una competencia tan relevante después de la consolidación de las cuentas públicas de la crisis financiera, pues «hay una cosa peor que no adquirir las competencias, que es desarrollarlas de mala forma sin los medios necesarios».