La escritora Ana Rossetti será la primera que disfrute la residencia «Aridane» de artistas y escritores

Llegará a la Isla el 1 de septiembre y participará en el Festival Hispanoamericano de Escritores entre el 14 y el 19.

96

El consejo asesor de la rama literaria de la residencia “Aridane” de artistas y escritores, compuesto por Elsa López, J.J. Armas Marcelo, Nicolás Melini, Anelio Rodríguez Concepción y Ricardo Hernández Bravo ha estimado que la poeta andaluza reúne las características necesarias para prestigiar esta iniciativa creada y gestionada por el área de cultura del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane en colaboración con el Festival Hispanoamericano de escritores, por su experiencia, que garantiza el buen fin de la misma, larga trayectoria y en concreto la diversidad, calidad e interés de su obra literaria.

Ana Rossetti (San Fernando, 1950). Procedente del ámbito teatral, ha desarrollado su actividad en los campos del teatro, la poesía y la narrativa. En 1993 estrenó El secreto enamorado, ópera en un acto con música de Manuel Balboa. Ha hecho versiones de los clásicos españoles para el Centro Andaluz de Teatro y la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Su obra poética ha sido reconocida con los premios Gules (1980) y el Premio Internacional Rey Juan Carlos I (1985). En narrativa ha publicado varias novelas y en 1991 obtuvo el premio La sonrisa vertical de literatura erótica. En 2003 forma el grupo Transtextuales, realizando la serie de performances Los miércoles de crimen para el Centro de Arte Moderno. Desde 1996 se dedica también a la literatura infantil. Tiene la Medalla de Plata de Andalucía al conjunto de su obra y el Premio Meridiana que otorga el Instituto Andaluz de la Mujer en la categoría de Literatura. Deudas contraídas, publicado por La Bella Varsovia, ha sido distinguido con el Premio “El Público” como el mejor poemario de 2016. Su último libro, Maravillosas (Las Malas Compañías), recorre las vidas de 30 mujeres que vivieron en el madrileño barrio de Maravillas, hoy Malasaña.

Tal como se ha adelantado en la primera información sobre la creación de la residencia, el objetivo principal de la rama literaria será “dignificar el trabajo del escritor por medio de la remuneración de su trabajo literario, creando un espacio amable para el desarrollo de su escritura. Atraer a La Palma la mirada de los escritores y que La Palma sea el escenario del desarrollo de su trabajo. Ofrecer a los palmeros que lo deseen, mediante varios talleres y conferencias, los conocimientos de los escritores. Transmitir el mensaje de que la isla de La Palma es un destino amable para los escritores”.

El compromiso del escritor consistirá en la escritura de una obra literaria de al menos 20 páginas, sin que haya límite máximo. También, el escritor impartirá dos sesiones de taller literario, uno de ellos con alumnos de secundaria, e impartirá 2 conferencias sobre su obra o temas que proponga, una de ellas con alumnos de secundaria también.