La escultura de Santa Águeda situada en la Iglesia del Hospital de Dolores sufre el ataque de insectos xilófagos

El Cabildo realiza trabajos de conservación de la escultura de Santa Águeda El Taller de Restauración interviene en la pieza escultórica de la Iglesia del Hospital de Dolores ante el ataque de insectos xilófagos que estaba sufriendo

El Taller de Restauración y Conservación de Pintura y Escultura del
Cabildo de La Palma está realizando trabajos de
conservación-desinsectación de la escultura de Santa Águeda,
perteneciente al retablo mayor de la iglesia del Hospital de Nuestra
Señora de Los Dolores. La escultura, realizada en madera dorada y
policromada, que se remonta a 1574 y cuya autoría se atribuye a los
talleres del abulense Jerónimo Hernández, ha tenido que ser objeto de
esta intervención por el deterioro que estaba causando el ataque de
insectos xilófagos.

La consejera de Cultura y Patrimonio, Jovita Monterrey, ha conocido de
primera mano los trabajos que desarrolla la responsable del Taller, la
restauradora Isabel Concepción, quien destacó que fruto de la inspección
que se realizó en esta pieza escultórica cuando participó en la
exposición ‘Favores, Prodigios y Milagros. La Virgen de las Nieves y las
devociones protectoras en la isla de La Palma’, celebrada a finales del
año pasado, se constató que la obra estaba afectada por un ataque
puntual de insectos xilófagos principalmente en la zona de la peana.

 

Ante la aparición de esta problemática, Isabel Concepción señala que
decidieron realizar un tratamiento de desinsectación por anoxia a la
talla completa. Se trata de “tratamientos que consiguen un nivel de
éxito del 100 % en la erradicación del insecto xilófago causante del
deterioro en las esculturas de madera”.

Con esta finalidad, “se ha elaborado una cámara o cápsula estanca
adaptada a la escultura y, mediante un sistema de válvulas de entrada y
salida, se sustituye el oxígeno del interior de la cámara por un gas más
pesado como el argón”, haciendo desaparecer al insecto en todas sus
fases. La restauradora del Cabildo añadió que el argón es un gas inocuo
para la policromía y el dorado de las esculturas, lo que permite
mantener la escultura en la cámara por el tiempo necesario sin riesgo
para su conservación.

Jovita Monterrey ha destacado la labor que desarrolla el Taller de
Restauración y Conservación de Pintura y Escultura en favor del
patrimonio insular, convirtiéndose en una pieza clave no solo en lo que
respecta a la conservación de los bienes artísticos que atesora la Isla,
sino también como un agente dinamizador del arte en la isla de La Palma
desde su nacimiento en el año 1988.