La Guardia Civil investiga a un varón acusado de un delito contra la seguridad vial tras dar positivo en las pruebas de alcohol y drogas

. Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Agrupación de Tráfico del Destacamento de La Palma, han instruido diligencias en las que investigan a un varón de 34 años de edad, como presunto autor de un delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes, así como por un delito de lesiones por imprudencia grave.

El pasado día 10 de septiembre, se requirió al Equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de La Palma para que se trasladara al km 12,400 de la carretera LP-206, con motivo de la ocurrencia de un siniestro vial en el que se encontraban implicados un turismo y una bicicleta.

Esta vía está englobada dentro del Plan Especial de Protección para Ciclistas, ya que es frecuentada normalmente en días de fin de semana por numerosos ciclistas.

Una vez en el lugar de los hechos, tras el traslado de la persona que circulaba en bicicleta al Hospital General de La Palma para la evaluación de las lesiones que presentaba, se procedió a la identificación del conductor del turismo, a quien se le informó que se iba a proceder a realizarle las respectivas pruebas de alcohol y drogas, las cuales arrojaron resultado positivo en ambas pruebas.

Seguidamente se procedió a informar al conductor que se procedería a su investigación, por un delito contra la seguridad vial por la conducción de un vehículo a motor baja la influencia de alcohol y de sustancias estupefacientes y por un delito de lesiones por imprudencia grave.

De los hechos investigados, se ha entregado atestado policial en el Juzgado de Instrucción en funciones de Santa Cruz de La Palma.

Normativa aplicable.

Conforme a lo establecido en el vigente Código Penal, el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

Así mismo, el que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico.

 

Para cualquier aclaración pueden ponerse en contacto con la Oficina de Prensa de la Comandancia de la Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, teléfono de contacto 696943009 o 922648500, ext. 1620425 y 1620608