La iniciativa regional ‘BarriODS’ hará un guiño especial al Valle de Aridane

El Consejo de Gobierno aprueba una subvención de 170.000 euros a la ULL para este proyecto de sostenibilidad en ocho barrios de las islas

Fuente: I Love The World.

El Consejo de Gobierno celebrado hoy en la sede de Presidencia de Las Palmas de Gran Canaria aprobó la concesión de una subvención de 170.000 euros a la ULL para costear el proyecto BarriODS, iniciativa experimental para la aplicación comunitaria de la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030.

El proyecto lo impulsa la Dirección General de Investigación y Coordinación del Desarrollo Sostenible, adscrita a Presidencia del Gobierno, y ya ha sido incluido en el Plan Estratégico de Subvenciones de esa área para el periodo 2020-22.

La iniciativa pretende desarrollarse en barrios, pueblos o núcleos poblacionales de diversos municipios que aspiren y sean capaces de convertirse en territorios de referencia en la definición de estrategias participadas de desarrollo sostenible y que logren coordinar y optimizar sus propias capacidades y recursos a partir del establecimiento de alianzas entre diversas organizaciones de ámbito local.

La experiencia se implantará durante un año en un total de 8 barrios, uno por cada una de las islas del Archipiélago. Este prevé un programa formativo en el ámbito de la sostenibilidad y además se elaborará una guía de actuación que pueda servir para otros proyectos similares.

La subvención permitirá costear el equipo multidisciplinar que se precisa para esas funciones. La sede central se ubicará en la ULL, si bien tendrá carácter itinerante, y los barrios se seleccionarán en función de una convocatoria a los municipios canarios y, si fuera necesario, a los cabildos para que presenten sus candidaturas.

Para poder acceder a la convocatoria, el ayuntamiento aspirante deberá estar adscrito a la Agenda Canaria 2030 y presentar sus propuestas junto a organizaciones sociales y empresariales interesadas en participar.

El proyecto está abierto a toda Canarias, aunque se fija de manera particular en las aportaciones que también se puedan realizar al proceso de reconstrucción material y recuperación socioeconómica del Valle de Aridane, tras la erupción del volcán de Cumbre Vieja.