La moda de La Palma amplía su presencia a nivel nacional mediante la participación de cuatro empresas palmeras en la Semana de la Moda de Andalucía

El programa de desarrollo y promoción del sector creativo y textil de La Palma, Isla Bonita Moda, impulsado por la Consejería de Promoción Económica del Cabildo de La Palma a través de la empresa pública Sodepal, ha logrado que sus firmas se abran paso en la escena nacional del sector, esta vez a través de la participación de cuatro empresas palmeras en la Semana de la Moda de Andalucía.

Las firmas Julia Brito, Diazar, Pomeline y Jesús Gutiérrez | Nossclo, han tenido la oportunidad de presentar sus nuevas propuestas en la Fundación Tres Culturas de Sevilla gracias a un acuerdo específico desarrollado entre Sodepal y la organización del evento.

La consejera delegada de Sodepal y responsable insular de Promoción Económica, Raquel Díaz, ha señalado que “es la segunda ocasión” en que las firmas adheridas al programa IBM tienen la posibilidad de presentar sus colecciones ante el público andaluz, recordando que “en marzo esta misión comercial y promocional resultó muy positiva para las marcas participantes, ayudándolas a promocionar su trabajo en Andalucía gracias a la presencia de medios de comunicación, agentes de comercialización e influencers”,

Esta nueva acción, establecida en colaboración con la Junta de Andalucía y con la empresa organizadora, “consolida nuestra apuesta por apoyar el talento emergente a través de plataformas especializadas que, como la Semana de la Moda de Andalucía, persiguen los mismos objetivos que el proyecto Isla Bonita Moda, fomentando la artesanía, la vanguardia y la comercialización”, ha añadido la consejera.

Raquel Díaz consejera que “poder participar en la Semana de la Moda de Andalucía o en cualquier otro evento de relevancia acreditada nos ayuda, además de a potenciar el talento creativo y la industria textil, a exportar el nombre, la imagen y la identidad de la isla de La Palma a través de la moda”.

La firma Julia Brito presentó “Manos de Seda”, una propuesta con la que la diseñadora quiere recordar y homenajear a las manos de todas esas personas que han atesorado, y siguen haciéndolo, el arte de las artesanías.

La creativa propone una nueva visión de los productos artesanos y de la aplicación de técnicas como el bordado, el frivolité e incluso la joyería, destacando la aplicación de la Seda de las Hilanderas de El Paso como epicentro de la colección.

El segundo de los cuatro desfiles estuvo protagonizado por la marca Diazar Atelier, que presentó “Odette”, una colección nupcial cargada de movimiento, tejidos vaporosos, volúmenes destacados y superposiciones ideadas para recrear el movimiento incluso en reposo. La propuesta de la firma destaca por la aplicación de técnicas artesanales como el frivolité o el bordado así como por la confección de los forros interiores en tejido de algodón 100% orgánico certificado ecológicamente.

La firma Jesús Gutiérrez | Nossclo presentó “Novaebum”, una colorida propuesta prêt-á-porter inspirada en las supernovas y en la que la atemporalidad y una marcada filosofía slow fashion son protagonistas indiscutibles. Chaquedas, pantalones palazzo y sudaderas creadas a través de materiales certificados ecológicamente representan una nueva era para el diseñador, que reinterpreta las formas y movimientos a través de sus creaciones.

La marca Pomeline fue la encargada de cerrar el conjunto de desfiles del bloque de Isla Bonita Moda con su colección “Mata-Mua”,  una propuesta inspirada en una de las obras más trascendentales y bellas de la etapa Tahitiana del pintor postimpresionista Gauguin. 

La colección cuenta con vestidos largos y vaporosos así como con conjuntos de dos piezas y trajes de chaqueta. Todos ellos llevan incorporados los ya típicos “fufos”, seña de identidad de la marca compuestos por pequeñas tiras de organza dispuestas a modo de plumas.