La Palma más solidaria: «Soy tu vecin@, si necesitas algo avísame»

255

Es injusta la imagen que pueda surgir de la sociedad palmera ante la picarezca de unos pocos que han intentado engañar a personas mayores confinadas en sus casas en Velhoco o la Dehesa, con supuestas fumigaciones municipales que no eran reales. La realidad de lo que representa la sociedad palmera se percibe en el comportamiento que los vecinos de los diferentes pueblos están teniendo con los más desfavorecidos en esta alarma sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus.

Nuestra sociedad está viviendo una situación nueva, desconocida. De vivir en un mundo agitado, en el que la prisa marca nuestro día a día, de repente nos encontramos con que toca quedarse en casa y nos prohíben salir a la calle, salvo para determinadas cosas como, evidentemente acudir al trabajo, ir al supermercado o a la farmacia.

Pero toda esta crisis sanitaria también está sirviendo para mostrar, en lo social, lo mejor de nosotros como comunidad. Desde que se oyó por primera vez la recomendación de que las personas se quedaran en casa para evitar posibles contagios por el COVID-19, las redes sociales se ‘encendieron’ con mensajes de personas que se ofrecían voluntarios para “hacer los recados” de las personas mayores, uno de los colectivos más vulnerables al coronavirus, evitando así que estos tengan que salir a la calle y exponerse a un posible contagio.

En La Palma, no han sido pocos los ofrecimientos que se han visto en las redes para atención voluntaria a las personas más afectadas por esta crisis socioeconómica. Vecinos que se preocupan por el mayor que tienen en su comunidad o por la vivienda de al lado. Vecinos que no solo sienten por estar seguros, sino que apelan al bienestar de su comundad.

Los ayuntamientos también activaron protocolos de ayuda

Una vez llegó el estado de alarma y la restricción de salir a la calle, las administraciones públicas dieron un paso adelante en esta labor social. Los mayores de Barlovento, así como las personas que también son vulnerables al padecer alguna patología, no tienen que salir a la calle en busca de alimentos, medicamentos u otros artículos de primera necesidad, porque el consistorio ha puesto en marcha un servicio de ‘compra a domicilio’ mediante el cual los taxistas les llevarán a su casa lo que necesiten.

Pero no solo se necesitan compras en estos días tan difíciles. De ahí que el municipio de El Paso haya puesto en marcha un servicio de atención telefónica para atender a todas aquellas personas que se encuentren solas y requieran de apoyo emocional.

Agradecimientos y regalos para los que nos defienden

Es importante recordar los contínuos agradecimientos a los profesionales que estos días se están dejando la piel en sus puestos de trabajo, tanto sanitarios, personal de los supermercados o los que durante estos días están procediendo a desinfectar los diferentes rincones de los municipios.

De ahí que muchas pymes, autónomos, que han cerrado negocios hayan decidido hacer un último esfuerzo para enviar un regalo a los trabajadores del Hospital General de La Palma (dígase pizzas, almendrados…) en señal de agradecimiento por el trabajo que están realizando.

Es, si duda, una crisis sanitaria que apunta a la revisión de algunos conceptos sociales que cambiarán nuestra forma de ver el mundo.

www.eltime.es