La Palma ya está en nivel 2 de alerta sanitaria y así quedan las medidas

Foto de archivo.
Foto de archivo.

La isla de La Palma pasa este sábado a nivel de alerta 2 ante la evolución de sus indicadores epidemiológicos, conforme al acuerdo adoptado el pasado jueves por el Consejo de Gobierno de Canarias, en la actualización semanal de los niveles de alerta sanitaria, en base al informe epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública, sobre la evolución de los indicadores sanitarios por COVID-19.

El aumento mantenido del número de casos diarios en La Palma, repartidos en múltiples brotes, ha afectado a los indicadores de Incidencia Acumulada (IA) a siete días y en población mayor de 65 años, que se encuentran en riesgo medio, unido a un aumento de la tasa de nuevas hospitalizaciones por COVID en camas de críticos por cada 100.000 habitantes, también en riesgo medio, por lo que se propone este cambio de nivel.

A día de hoy la isla tiene 138 casos activos de Covid-19 y 2 ingresos en UCI. Además, ya se ha detectado el primer caso de la variante Ómicron.

El Consejo de Gobierno también acordó este jueves subir a nivel de alerta 3 a las islas de Gran Canaria y Tenerife. Todos los cambios de nivel entrarán en vigor a las 00.00 horas de este sábado, día 18 de diciembre, quedando supeditados a revaluaciones periódicas.

Medidas y restricciones en el nivel de alerta 2

Con este cambio de nivel, serán de aplicación las medidas establecidas para este nivel 2 en el Decreto Ley 11/2021, de 2 de septiembre, medidas para el control y gestión de la pandemia de COVID-19 en Canarias, recogidas en esta web.

Entre las principales medidas generales se recuerda que el aforo, excepto para aquellas actividades o servicios en los que se establezca expresamente, en el nivel 2 de alerta se mantiene en el 75 por ciento del aforo al aire libre y del 50 por ciento en espacios interiores.

La permanencia de grupos de personas en espacio de uso público y privado, cerrados o al aire libre, en el nivel de alerta 2, queda limitada a ocho personas como máximo, salvo convivientes. En el caso de que el grupo esté constituido por convivientes y no convivientes, no se sobrepasará el número máximo de personas establecido.

El horario de cierre en establecimientos y actividades que con anterioridad a la pandemia no tuvieran fijado un horario de cierre o tuvieran fijado uno superior se establece a las 03.00 horas. Los horarios y aforos pueden incrementarse en establecimientos y actividades que hagan uso de la petición del certificado COVID, acogiéndose al nivel inferior al que se encuentren en su isla, conforme a lo establecido en la orden de 29 de noviembre.

En cuanto a las medidas para actividad de hostelería, restauración y terrazas, bares y cafeterías, en el nivel de alerta 2, la ocupación máxima por mesa será de ocho personas y se establece el cierre completo a las 03.00 horas.

Última flexibilización

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) ha publicado este viernes la Orden del consejero de Sanidad, Blas Trujillo, por la que se flexibilizan temporalmente los aforos interiores en determinados establecimientos que realizan actividades de carácter esencial, que no tengan la consideración de grandes establecimientos comerciales.

La orden establece que en los niveles 2 y 3 de alerta sanitaria se fija en un 75% el aforo máximo en espacios cerrados en los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad que no tengan la consideración de grandes establecimientos comerciales, así como en los establecimientos farmacéuticos.

Estos establecimientos deberán garantizar una adecuada ventilación y/o renovación del aire, se observarán escrupulosamente las medidas sobre el uso de mascarillas, mantenimiento de la distancia social y las medidas generales de higiene y para la prevención y control del SARS-CoV-2, así como las específicas establecidas para los establecimientos y locales comerciales y de actividades de servicios profesionales abiertos al público en el del Decreto ley 11/2021, que establece el régimen jurídico de alerta sanitaria y las medidas para el control y gestión de la pandemia de COVID-19 en Canarias.

Esta autorización tiene carácter temporal y tendrá efecto desde las 00:00 horas de este sábado 18 de diciembre hasta las 24:00 horas del 31 de enero de 2022, sin perjuicio de la posibilidad de prórroga en función de la evolución de la situación epidemiológica u otras circunstancias que lo justifiquen.

Espacios de bajo riesgo de transmisión 

La evolución desfavorable de la situación epidemiológica con un incremento acelerado y elevado de la incidencia de la infección ha determinado la entrada en los niveles de alerta 2 y 3 de gran parte de las islas, fundamentalmente de las más pobladas. Esto representa una limitación en el aforo de determinados establecimientos en los que se desarrollan actividades de carácter esencial para la población y que, por la actividad que realizan y del escaso tiempo de permanencia en los mismos, constituyen espacios de bajo riesgo de transmisión.

Tal es el caso de los establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad que no tengan la consideración de grandes establecimientos comerciales, así como de los establecimientos farmacéuticos.

En estos espacios se puede mantener el uso de mascarillas y distancia social durante todo el tiempo de permanencia, que es de carácter limitado sin que, por otra parte, sean lugares proclives a relaciones sociales en las que se descuide la cautela necesaria para evitar situaciones de riesgo. Por ello, se considera conveniente flexibilizar los aforos permitidos en estos establecimientos, conforme a lo recogido en la medida.