La percepción de inseguridad en el Valle de Aridane “obliga” a realizar cambios en la comunicación de la Guardia Civil 

En el Valle de Aridane se está llevando a cabo desde el pasado mes de septiembre una operación especial, que ha permitido realizar más de 30 detenciones.

Foto: Onda Cero La Palma

Desde hace algunas semanas el número de notas de prensa que informan de detenciones en la isla de La Palma se ha visto incrementado. El delegado del Gobierno de España en Canarias, Anselmo Pestana, explica en una entrevista realizada en Onda Cero La Palma que este aumento en las publicaciones se debe a un cambio en la comunicación de la Guardia Civil, ya que hasta ahora “solo se informaba de aquellos delitos de mayor relevancia”. Sin embargo, la percepción de inseguridad en el Valle de Aridane en concreto, ha llevado a que ahora se comparta más información sobre las actuaciones realizadas en esta zona de La Palma. 

Este cambio en la estrategia de comunicación permite que la ciudadanía sea conocedora de la labor que la Guardia Civil está realizando en el Valle de Aridane, donde se está llevando a cabo desde el pasado mes de septiembre una operación especial, que ha permitido realizar más de 30 detenciones. “Se han puesto a los autores de los robos a disposición judicial, aunque no son delitos que acarrean prisión provisional, poco a poco irán saliendo las sentencias y los responsables probablemente entren en prisión”, señaló Pestana en los micrófonos de Onda Cero La Palma. 

Preguntado por la puesta en libertad de los responsables de los robos, que lleva a que la percepción de inseguridad aumente y, además, que se extienda la idea de que la justicia es excesivamente garantista, Pestana afirma entender la preocupación pero “estamos en un Estado de Derecho”, por lo que “no debo pronunciarme sobre la labor de los jueces”, aclarando que el cometido de la Delegación del Gobierno es “contar con personal y realizar labores de investigación y detenciones, para generar confianza en la ciudadanía”

En concreto, apuntó Pestana, el Valle de Aridane es el único punto de Canarias que tiene personal por encima del catálogo de la Guardia Civil. La media de Canarias del catálogo está en torno al 90%. En el caso de La Palma, no solo está cubierto, sino que hay más efectivos, porque se ha realizado un refuerzo. “Tenemos 79 efectivos, 5 más del 100% del catálogo del Valle de Aridane, incluyendo también lo puestos de Tijarafe y El Paso”. 

Pero, además, se ha reforzado con otros efectivos del resto de La Palma,  que colaboran con la Guardia Civil del Valle de Aridane. Del mismo modo, se ha contado con el apoyo de la USECIC, una unidad a nivel provincial. «Todos estos refuerzos han permitido que haya un 20% más de patrullas en el Valle”

La carencia, explica Pestana, “está en la Policía Local” porque “sus catálogos no están cubiertos”. En este sentido, entiende que hay una labor que hacer, aunque comprende que se tarde en recuperar los efectivos que los ayuntamientos perdieron durante la crisis. “En Canarias hemos recuperado Policía Nacional y Guardia Civil en estos últimos cinco años, que supera los 600 efectivos más”.

“Tiene que haber un esfuerzo social”

El delegado del Gobierno de España en Canarias también señaló en los micrófonos de Onda Cero La Palma que el repunte de la delincuencia está directamente relacionado con la drogadicción, ya que las personas que están robando no son delincuentes profesionales, ni especialmente violentas, porque no pertenecen a una organización, sino que vienen del ámbito de la drogadicción, por lo que “entrarán en prisión, saldrán y volverán a delinquir”. Por esto, indicó que “lo que tenemos que buscar es cortar esta situación y tratarlo desde los servicios sociales, para poder sacar de ese entorno a los autores de los robos y mejorar las ratios”. 

31 delitos por cada 1000 habitantes

El Valle de Aridane tiene una media de 31 delitos por cada 1000 habitantes, mientras que la media de Canarias es de 49, la de la demarcación de la Guardia Civil en Canarias está en 38 y la nación en 54 por cada 1000 habitantes. “Hablamos de medias, como todo, es susceptible de la percepción que tenga cada persona”.“La Palma es segura, porque incluso con este repunte no significa que hayamos perdido esa condición, aunque estamos atentos a lo que se está produciendo”, indicó.