La recuperación del cultivo y el empleo en el Valle de Aridane, prioridad del sector platanero en La Palma

A las múltiples pérdidas materiales en infraestructuras se añade la grave situación de cerca de 500 productores afectados directamente por la lava, que requieren un plan que les permita recuperar la actividad en la isla a la vez que sostener a sus familias durante este proceso

El sector platanero de Canarias valora la presencia del comisario europeo de Agricultura y del ministro de Agricultura del Gobierno de España en la isla de La Palma este próximo jueves 13 de enero. Una visita que prevé la celebración de un encuentro con los subsectores agrícolas de la isla y en el que ASPROCAN trasladará las diferentes necesidades que requiere el sector del plátano.

El plátano de Canarias representa un motor económico principal en la isla de La Palma y más aún en la zona del Valle de Aridane, donde el municipio de Los Llanos contaba con el 30% del empleo directamente vinculado a la actividad platanera previamente a la erupción del volcán.

Desde entonces son miles los afectados por pérdidas de empleo, en empaquetados, industrias auxiliares, o actividades asociadas como el transporte, y pérdidas económicas de producción y calidad por la ceniza. Entre ellos destacan las fuertes pérdidas en infraestructuras agrícolas, tales como invernaderos caídos o redes de riego que están aún pendientes de peritar y que significarán una cifra de pérdidas a tener muy presente, y por otro lado, las cerca de 500 familias productoras, cuyas hectáreas de plátanos que han sido sepultadas o aisladas por la lava del volcán, lo que ha supuesto unas pérdidas de aproximadamente 20 millones de kg de plátanos, que representan a su vez la pérdida de empleos asociados a estas producciones y que afectarán negativamente a la viabilidad económica de las organizaciones de productores en la isla.

Esta situación es la que encontrará el comisario de Agricultura de la Unión Europea a quién el sector trasladará la necesidad de garantizar los fondos europeos necesarios para la inversión que requiere restaurar la producción agrícola perdida como consecuencia de la catástrofe.

Precisamente la reposición de la totalidad de las hectáreas perdidas por los productores afectados y un plan de actividad para el sostén de estas mismas familias es una prioridad para ASPROCAN, que llama a la colaboración entre todas las instituciones públicas y con el sector. De hecho, ASPROCAN dispone ya de un órgano de representación específico de los agricultores directamente afectados a través de sus Organizaciones de Productores, que pueden así canalizar la información y contribuir a la definición de un proyecto sólido y ejecutable.

El sector es optimista ante la confirmación que el propio comisario trasladó por escrito el pasado mes de noviembre al eurodiputado Gabriel Mato, en la que, a instancia del propio eurodiputado respondía positivamente a la disposición de fondos europeos para la recuperación de las producciones perdidas y la flexibilización del POSEI.

La disposición de fondos europeos para subvencionar la inversión necesaria para la recuperación del cultivo es una de las disposiciones a confirmar con el comisario europeo, al igual que lo es la flexibilización del Programa de Ayudas Europeas POSEI en diferentes aspectos. Por un lado, confirmando que los productores de plátano de la isla de La Palma contarán con el mantenimiento de sus cantidades de referencia durante las dos próximas campañas, en el caso de que se pudieran ver mermadas, así como la exención del cumplimiento del mínimo del 70% de producción comercializada para ser beneficiario de la ayuda. Y por otro lado, el caso excepcional para los productores afectados por la lava, ya que la normativa europea no prevé esta situación en la que los productores se han quedado sin cultivo. Ante esta condición excepcional, ASPROCAN propone, que siempre y cuando haya un compromiso cierto y controlado de recuperar la actividad del cultivo por parte de los productores, estos puedan mantener el nivel de ayuda POSEI que venían percibiendo durante los próximos años. Una ayuda que es necesaria para poder afrontar el tiempo que tardará en poder recuperarse su actividad, y para la que ASPROCAN trasladará al comisario de Agricultura la necesidad de concretar un mecanismo adecuado lo antes posible.

El ministro Planas acompañará al comisario europeo en su visita

El ministro planas mantuvo un encuentro con el sector en su última visita a la Palma el pasado día 27 de octubre. Desde la misma, los agricultores de la isla han percibido ayudas imprescindibles para su subsistencia ante el desastre con una partida inicial de anticipo de 13,5 millones de euros a la que deberá sumarse una partida adicional, a finales de este mismo mes de enero, cercana a los 10 millones de euros para los productores que no pudieron acceder al primer anticipo. Este apoyo del Ministerio de Agricultura, canalizado con diligencia a través de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias, se suma también al apoyo prestado en asuntos como la modificación excepcional de las normas de calidad para los productos para la comercialización de plátanos de la Palma y la financiación a la promoción del plátano de Canarias de la isla durante estas pasadas Navidades.

En esta línea, el sector trasladará al ministro la necesidad de continuar apoyando las pérdidas de producción que en el año 2022 se prevé que superen los 30 millones de kg, así como la necesaria compensación por pérdidas de ingresos de la fruta comercializada desde la misma semana de la erupción, ya que la ceniza afectó gravemente a la calidad del producto y ha generado importantes pérdidas de ingresos. El sector en este sentido se ha visto obligado a parar buena parte de su actividad en la zona, pero debe incentivarse la producción, aunque sea bajo condiciones más duras y exigentes desde el punto de vista económico, para poder sostener el empleo y la actividad. En esta línea el sector cuenta también con el apoyo de la Consejería de economía del Gobierno de Canarias, cuya consejera, Elena Máñez, está trabajando con

ASPROCAN en posibles fórmulas destinadas a cubrir estas pérdidas de ingresos durante el último trimestre del 2021 como consecuencia directa de la erupción.