La sequía y los incendios, los dos grandes impactos del cambio climático