Las consecuencias de la huelga de transporte ya se notan en los supermercados de la Isla

Artículos como el pan de molde o los huevos, entres otros, comienzan a escasear. Los supermercados avisan al cliente con un escueto mensaje: "Te informamos que debido a la huelga de transporte, no estarán disponibles algunas referencias". 

Cuando se cumplen tres semanas desde el inicio de la huelga de transportes, los lineales de los supermercados en La Palma ya empiezan a sufrir las consecuencias de los paros indefinidos, convocados por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera y respaldados por la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte (Fenadismer).

Artículos como el pan de molde o los huevos, entres otros, comienzan a escasear. Los supermercados avisan al cliente con un escueto mensaje: «Te informamos que debido a la huelga de transporte, no estarán disponibles algunas referencias».

Así lucen algunos lineales de supermercados en La Palma.

 

La Plataforma Nacional de Transporte ha hecho público un nuevo comunicado, tal y como recoge Onda Cero, en el que confirma que la gran mayoría de transportistas sigue con las movilizaciones, aunque reconoce que las protestas se encuentran en «el último empujón»«La cantidad de camiones que estamos parados es suficiente para que definitivamente la administración se brinde a aceptar nuestras peticiones y terminemos con éxito nuestra lucha por la dignidad y nuestro futuro», asegura la Plataforma, presidida por Manuel Hernández.

Sin embargo, la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha afirmado que actualmente el 95% de los 207.000 autónomos del transporte en España ya está trabajando y la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha urgido a desactivar el paro patronal.

Los paros continúan, pero el Gobierno ha decidido presentar el plan acordado con el Comité Nacional de Transporte de Carretera (CNTC), donde no están representados los miembros de la Plataforma, quienes rechazaron el acuerdo por ser «migajas y propinas».

Así, el Gobierno de España ha movilizado más de 1.000 millones de euros. Además, el sector del transporte se beneficiará de la rebaja mínima de 20 céntimos de euro por litro o kilo de combustible.

También el Ejecutivo aprobará un nuevo fondo de 450 millones de euros para ayudas directas a las empresas de transporte de mercancías y de pasajeros, en función del tipo de vehículo: 1.250 euros por camión, 900 por autobús, 500 por furgoneta y 300 por taxi, VTC o ambulancia.

En este sentido, se acorta de tres a un mes el plazo de devolución del impuesto sobre Hidrocarburos y se mantiene el compromiso de aprobar una ley que permita a los transportistas trabajar con un precio justo, como el Gobierno ha hecho con agricultores y ganaderos con la Ley de Cadena Alimentaria.