Las fuerzas de seguridad no están para bromas: las multas se disparan en La Palma hasta casi 200 en una semana

122

La Guardia Civil tiene la mano tendida en La Palma, pero no está para bromas cuando ve incumplimientos de confinamiento considerados una imprudencia. De la misma manera actúa la Policía Nacional en la capital palmera y las policías locales en los distintos municipios de la Isla. Entre los diferentes cuerpos de seguridad del Estado se han impuesto casi 200 sanciones en la Isla Bonita durante la primera semana de cuarentena a ciudadanos que se han saltado las normas decretadas por el estado de alarma ante la pandemia del coronavirus.

La última, al menos en lo que al cuerpo benemérito se refiere, y una de las más llamativas al menos en la Isla, una sanción múltiple a un grupo de jóvenes que se montaron el pasado fin de semana una fiesta privada en una azotea de un edificio de la Isla, todo lo contrario de lo que se ha reclamado a la población.

Los datos, confirmados a ElTime.es por fuentes vinculadas a estos cuerpos de seguridad, disparan los obtenidos el primer día de confinamiento, en el que apenas se registraron una decena de expedientes.

Y es que según avanzan los días, y pese a que los datos sanitarios certifican que quedarse en casa es la única manera de frenar lo antes posible al COVID-19, se hace más difícil mantener a la población tensa y preocupada por cumplir con su parte del compromiso adquirido. Mientras, en La Palma ya son 21 los contagios registrados, casi el doble en apenas tres días. La irresponsabilidad de saltarse la cuarentena se paga cara.

Últimos datos del Ministerio del Interior

Los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional han llevado a cabo hasta el momento un total de 51 detenciones en Canarias, ninguno por el momento en La Palma, por incumplimiento de las restricciones a la movilidad establecidas por el estado de alarma declarado por el Gobierno de España mediante Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, para hacer frente a la crisis sanitaria por el coronavirus COVID-19.

De ese medio centenar de detenciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) en toda Canarias, 24 corresponden a la Policía Nacional y 27 han sido realizadas por la Guardia Civil.

Asimismo, Guardia Civil ha cursado un total de 734 denuncias por infracciones de las normas en todo el Archipiélago, mientras que Policía Nacional ha llevado a cabo 1.445 denuncias, lo que establece un total de 2.179 propuestas de sanción en las Islas Canarias por este motivo por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

El cumplimiento de las restricciones como muestra de solidaridad.

La Delegación del Gobierno en Canarias recuerda la necesidad de no bajar la guardia y seguir respetando escrupulosamente las medidas establecidas por el Ejecutivo tras la aprobación del Real Decreto 463/2020, en particular en lo referente a las restricciones de movimientos en vías o espacios de uso público.

Cada incumplimiento pone en peligro no solo la salud de quien infringe las normas, sino también la de sus familiares y personas más próximas, así como, en general, la de toda la población, dado que supone un riesgo para todo el trabajo y el esfuerzo realizado hasta ahora por toda la sociedad con la reclusión obligatoria en sus domicilios durante ya más de una semana.

El Real Decreto 463/2020, tras la reforma operada por el Real Decreto 465/2020, establece que, durante la vigencia del estado de alarma, únicamente podrán circular las personas o vehículos por las vías o espacios de uso público para la realización de las siguientes actividades, que deberán realizarse siempre individualmente, salvo que se acompañe a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa justificada:

• Adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad.

• Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios.

• Desplazamiento al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial.

• Retorno al lugar de residencia habitual.

• Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

• Desplazamiento a entidades financieras y de seguros.

• Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

• Cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

Además se permite la circulación de vehículos particulares por las vías de uso público para el repostaje en gasolineras o estaciones de servicio.

Desde la Delegación del Gobierno en Canarias se insiste en que el mayor acto de solidaridad responsable que puede llevarse a cabo bajo el estado de alarma es el del cumplimiento de las restricciones impuestas, dado que, cuanto mayor sea el seguimiento, más estricto sea su respeto, antes podremos volver a la normalidad.

www.eltime.es