Las playas de Puerto Naos y Charco Verde se delimitarán por sectores para garantizar las medidas de distanciamiento social entre los usuarios

En el caso de las charcas de El Remo y La Bombilla se establecerán limitaciones de aforo que serán definidos en los próximos días

75

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane sigue trabajando para poder abrir al público las playas del municipio el próximo fin se semana tras publicarse la Orden Ministerial este sábado 23 de mayo en la que establece una serie de medidas preventivas para el uso y disfrute de las playas del municipio.

Entre estas medidas destaca que las playas de Puerto Naos y Charco Verde se delimitarán por sectores para garantizar el distanciamiento social entre los usuarios y poder así delimitar concretamente los espacios que estarán señalizados por sectores con entradas y salidas claramente establecidas y así garantizar las distancias entre personas mayores o unidades familiares.

En el caso de las charcas de El Remo y La Bombilla se establecerán limitaciones de aforo, que será definido en los próximos días, dado que en estas playas no se podrá ampliar la zona autorizada para el baño debido a las características de ambas playas.

Para ello, desde el Consistorio local se avanza en un Protocolo de Actuación que se ha venido preparando en las últimas semanas, por parte de los distintos servicios municipales para aplicarse en las zonas de baño de las playas aridanenses y que se está actualizando a partir de la entrada en vigor de la Orden del Ministerio de Sanidad, publicada ayer sábado, por la que se modifican diversas órdenes para la mejor gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

A partir de los próximos días se instalarán en los accesos a las playas los paneles informativos con la cartelería actualizada con las medidas que deberán cumplirse en cada playa, condiciones de uso, normas de actuación, horarios y normas de higiene.

En todo caso, desde el Ayuntamiento se está trabajando para poder ajustar las principales máximas del protocolo a llevar a cabo y poder garantizar las medidas de higiene y las distancias de seguridad que deberán respetar los usuarios de las playas como sus trabajadores.

Desde el Ayuntamiento, se pide disculpas a los vecinos por las molestias que esta situación pueda ocasionar procurando en que se resuelva dentro de los plazos previstos para poder reabrir las playas del municipio con todas las garantías para el disfrute de todos.