Los/as trabajadores de Correos de Santa Cruz de la Palma van a la huelga este Miércoles

La plantilla de Correos de Santa Cruz de la Palma se planta ante la incapacidad de prestar el servicio público elemental.

 Los carteros y carteras de Santa Cruz de La Palma han decidido acogerse a la huelga indefinida abierta en la provincia convocada por Intersindical Canaria, ante la imposibilidad de abarcar la carga de trabajo existente debida a la falta de contratación. Una situación  que se viene arrastrando desde hace mucho tiempo y no sólo en esta oficina. 

Este contexto genera situaciones de estrés, ansiedad, da lugar a accidentes, mal ambiente laboral, y presiones que afectan al rendimiento y a la salud de las personas trabajadoras. Y, sobre todo, que generan malestar en la ciudadanía y en la propia plantilla, al no poder cumplir con los servicios públicos básicos que legalmente Correos está obligado a servir como empresa que ejecuta el Servicio Postal Universal.

«Llevamos mucho tiempo esperando a que llegue una solución, no podemos multiplicarnos por tres, para hacer que las/los vecino/as tengan un buen servicio.»

Denuncian que tras las pruebas de accesos destinadas a ampliar y consolidar la plantilla, no sólo no ha aumentado el volumen de personas trabajadoras, sino que se ha resentido, al no haber sido cubiertas las plazas, y ante la falta de sustitución en las bajas de larga duración que se han generado. 

«En este periodo dos compañeros han sufrido dos accidentes laborales graves, y sus puestos no han sido cubiertos después de un mes».

Destacan el sobreesfuerzo continuado de la plantilla tras los procesos electorales del año pasado, la asimilación de Correos Express en la isla y las fiestas navideñas, sumado a que han tenido que afrontar una carga de trabajo mayor ante la falta de contratación.

El colectivo denuncia que en este proceso la empresa ha vendido una imagen que no se corresponde con la realidad.

Las trabajadoras y trabajadores de Correos de S/c de la Palma exigen que se tomen urgentemente todas las acciones y medidas por parte de la Empresa Pública, destinadas a la contratación del personal necesario para poder ofrecer un servicio postal universal a la ciudadanía en unas condiciones laborales dignas y ajustadas a derecho. 

Desde el colectivo de personas trabajadoras de Correos no descartan seguir ejerciendo sus derechos  «si no vemos una solución en el más corto plazo de tiempo».