Los Llanos de Aridane celebra Halloween con una casa del terror, pintacaras y actividades monstruosas

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, a través del Área de Juventud que dirige Eduardo Pérez, celebra actividades en honor al día de Halloween el próximo lunes, 30 de octubre, y el martes, día 31. Habrá una casa de terror, pintacaras y música.

Eduardo Pérez explica que las actividades están dirigidas hacia toda la familia, “centradas principalmente en los más pequeños de la casa”. “Se trata de un día muy esperado para nuestra juventud. Invitamos a todos a venir al municipio y a disfrutar de nuestras actividades”, apunta.

En este sentido, el alcalde, Javier Llamas, valora la celebración de actos que dinamicen el día a día del municipio. “Siempre apostaremos por actividades que llenen de alegría nuestras calles. No sólo lo disfruta la ciudadanía. También nuestros comercios y establecimientos”, añade.

Casa del Terror y demás actividades

Para celebrar Halloween se instalará una Casa del Terror en la Real 21, tanto el lunes como el martes, en horario de 20:00 hasta las 23:59 horas. Las personas interesadas pueden reservar mediante este enlace https://entradium.com/events/llanoween-casa-del-terror  

Eduardo Pérez explica que esta actividad está dirigida a mayores de 11 años. Se realizarán tres pases por hora -de 15 minutos cada pase- en el que podrán entrar un máximo de hasta 10 personas.  

Para el martes, en la Casa de la Cultura, tendrá lugar un cuentacuentos a partir de las 18:00 horas, a cargo de Elena Revuelta. 

También para el día 31 está previsto que un dj -a la altura de la zona de las letras de Los Llanos de Aridane- esté de 19:00 a 22:00 horas pinchando las canciones del momento, así como pintacaras y unos azafatos/as terroríficos que se encargarán de inmortalizar los mejores momentos de la tarde-noche. “Será un día monstruoso, pero también muy alegre”, añade.

Por último, desde el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane se invita a todas las familias del municipio, y de otros puntos de la isla, a vivir una noche terrorífica.