Los Llanos de Aridane crea la ruta «De Cielo a Mar» en el marco de ECO-TOUR

Comienza en Argual y finaliza en El Remo, con un recorrido de unos 20 kilómetros, que pasan por el núcleo de Los Llanos, Cruz de Los Campitos y Las Manchas.

Los Llanos de Aridane  ha creado una nueva ruta turística en el marco de ECO-TUR, un proyecto crear una Red de municipios para la conservación, gestión y puesta en valor del patrimonio natural y etnográfico, a través de la creación de productos y servicios ecoturísticos y de turismo activo en las regiones del territorio de cooperación.

En el caso de Los Llanos, la nueva ruta de senderismo llamada “De Cielo a Mar”, comienza en Argual y finaliza en El Remo, con un recorrido de unos 20 kilómetros, que pasan por el núcleo de Los Llanos, Cruz de Los Campitos y Las Manchas.

Desde el consistorio se han realizado acciones para la rehabilitación, acondicionamiento y señalización de la ruta y en marzo de 2019 se realizó la presentación a empresas del municipio y algunas se han adherido al proyecto. Además, se ha preparado un folleto “ecopasaporte”, un programa de posibles actividades para hacer después del sendero, una ruta virtual y próximamente se lanzará una guía.

ECO-TUR

El proyecto ECO-TUR se encuentra enmarcado en el eje 4 y la prioridad de inversión 6C de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) y consiste en crear una Red de municipios para la conservación, gestión y puesta en valor del patrimonio natural y etnográfico a través de la creación de productos y servicios ecoturísticos y de tursimo activo en las regiones del territorio de cooperación.

Los municipios emplean un enfoque holístico que incorporará las dimensiones física, económica, social y medioambiental del desarrollo de la oferta turística, siempre desde una perspectiva marcada de sostenibilidad y conservación del patrimonio natural y paisajístico. Así, se desarrollará, de manera conjunta, una estrategia para el fomento del ecoturismo en los municipios, a través de una metodología enfocada al aprovechamiento del valor de la cooperación y las buenas prácticas de cada socio. Se trata de plantear una estrategia encaminada a vertebrar el territorio mediante la generación de rutas y actividades asociadas desde los núcleos turísticos consolidados a los entornos rurales y naturales.