Los productos para alimentación animal de las granjas ganaderas no tributarán el IGIC

La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias ha promovido una enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2023 por la que los productos para la alimentación de las granjas ganaderas tributarán al tipo 0 en el impuesto general indirecto canario (IGIC).

La medida se produce después de las reuniones y contactos mantenidos por el vicepresidente consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, y el viceconsejero de Hacienda, Fermín Delgado, con las asociaciones ganaderas, al objeto de aliviar la delicada situación que atraviesa el sector, debido al incremento de los precios de los cereales y otros vegetales importados.

Delgado explicó hoy que la alimentación de los animales constituye en torno al 60% del coste de producción de las explotaciones ganaderas y que la guerra de Ucrania ha incrementado aún más los precios de etas materias primas, mientas que los ganaderos no tienen capacidad para trasladar esos costes al precio de venta, frente al poder de las grandes superficies comerciales.

De acuerdo con los cálculos del viceconsejero, el coste fiscal de la medida es de 1,2 millones de euros. Hasta este momento, el tipo del IGIC es del 3%.

La iniciativa adoptará la forma de enmienda parcial al proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma, que se tramita ahora en el Parlamento canario. Los grupos que respaldan al Gobierno apoyarán la modificación.  

Román Rodríguez ha destacado que “somos conscientes del momento tan difícil que está sufriendo la ganadería y, por eso, continuamos habilitando fórmulas excepcionales en forma de ayudas directas. Lo hemos hecho en los últimos meses, lo hacemos ahora en el Presupuesto de 2023 y seguiremos buscando recursos”.

La Consejería de Hacienda, con la enmienda al proyecto de Ley de Presupuestos de 2023, por tanto, da continuidad a la política de adopción de medidas de alivio fiscal selectivas para los sectores más afectados por la inflación. En el caso de la ganadería, durante el año en curso promovió la disponibilidad de 8,2 millones con este fin.

 

Además, y en esa línea de apoyo a sectores productivos y sociales perjudicados por diversas circunstancias sobrevenidas, esta consejería ha impulsado la bonificación del 99,99 % del impuesto de combustibles para agricultores y transportistas profesionales o la reducción de los módulos para el cálculo de las cuotas a ingresar del IGIG y del AIEM por parte de empresarios o profesionales acogidos al régimen simplificado. Del mismo modo, Hacienda ha bonificado el 100% de la tasa de dirección de inspección de obras y ha reducido la imposición a las personas y empresas afectadas por erupción volcánica para La Palma.